Hola Edurne. Espero que te sientas más recuperada y nos obsequies de nuevo con tus artículos, consejos y recetas. Quería preguntarte si crees que es posible que el síndrome disfórico premenstrual http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007193.htm pudiese estar relacionado con la fatiga adrenal, o simplemente comparten síntomas. Gracias y cuídate.
En su libro Happy Healthy Thyroid: The Essential Steps to Healing Naturally, Andrea Beaman escribe sobre cómo se recuperó de forma natural de la fatiga suprarrenal. Para restaurar la energía y la vitalidad del cuerpo, ella recomienda las prácticas sanadoras del hatha yoga, el qigong y tai chi. “Estas modalidades construyen energía, mientras que el ‘power yoga’ y los ejercicios cardiovasculares agotan la energía en personas fatigadas”, aconseja Beaman. Observa que puede tomar de seis meses a dos años para restaurar los niveles de energía deseados.
Como estos pacientes con astenia y depresión son enviados frecuentemente al psiquíatra (recibiendo a consecuencia el tratamiento farmacológico habitual) la Dra. Colmant se pregunta sí no seria preciso hacer lo contrario, es decir enviar a muchos pacientes psiquiátricos al endocrino, ya que el estado depresivo puede ser consecuencia de una mala actividad suprarrenal2»

La fatiga adrenal, tal y como hemos señalado, es la deficiencia en el funcionamiento de las glándulas suparrenales produciendo una menor cantidad de cortisol. Las dos glándulas suprarrenales se localizan encima de los riñones, y se encargan de la producción de diferentes hormonas (sistema endocrino) implicadas en las funciones del organismo. Entre ellas, el cortisol, que incide de manera directa sobre nuestro estado emocional. Tanto el exceso como defecto de cortisol tiene consecuencias para el organismo.
Durante la fatiga suprarrenal, las glándulas suprarrenales funcionan, pero no lo suficientemente bien para mantener una homeostasis óptima porque su producción de hormonas reguladoras ha disminuido, generalmente por sobreestimulación. La sobreestimulación de las suprarrenales puede ser causada por un único evento estresante muy intenso, o por el estrés crónico o repetido que tiene un efecto acumulativo.*
me siento fatal, llevo anos perdida no me reconozco en el espejo, hipotiroidismo diagnosticado tardiamente, fatiga adrenal con 100 porciento de los sintomas pero sin dianostico ni tratamiento mi endocrinologa me envia a la ginecologa esta con el psicologo quien desea llenarme de antidepresivos, vivo en un gran foso oscuro donde mi hija mi bebe de casi 3 anitos es mi luz mi motivo, solia decir que jamas me quedo atrapada porque si una puerta se me cierra me abro una ventana donde sea y ahora me siento inutil y completamente hundida en la nada
The term "adrenal fatigue", which was invented in 1998 by James Wilson, a chiropractor,[3] may be applied to a collection of mostly nonspecific symptoms.[1] There is no scientific evidence supporting the concept of adrenal fatigue and it is not recognized as a diagnosis by any scientific or medical community.[1][2] A systematic review found no evidence for the term adrenal fatigue, confirming the consensus among endocrinological societies that it is a myth.[4]
Muchas enfermedades, como por ejemplo el Síndrome de Fatiga Crónica, tienen como una de sus posibles y frecuentes etiologías este déficit suprarrenal. Pero también otras muchas enfermedades de tipo neurodegenerativo, autoinmunes, etc. tienen su origen etiológico sobre un terreno biológico con base de agotamiento adrenal en alguno de sus múltiples aspectos.
Las hormonas del estrés (el cortisol y la adrenalina) también debilitan el sistema inmunológico, detienen la regeneración de tejidos, y obstruyen la función digestiva. Cuando el estrés es continuo (bajas hormonas de tiroides en especial baja T3) se convierte en un problema muy serio pues puede debilitar las glándulas suprarrenales ya que éstas no pueden seguir con la demanda de hormonas, lo que provoca que la producción de cortisol disminuya drásticamente, llevando al cuerpo a experimentar la fatiga adrenal y por último el agotamiento.
Cuando vas por una carretera con mucho tráfico y baches, lo prudente es reducir la velocidad. En el cuerpo es igual. Cuando hay mucha oxidación, inflamación (a veces causada por infecciones) o estrés, el hipotálamo manda la señal a la pituitaria y ésta a las glándulas adrenales y la tiroides de que muevan el “volante” con cuidado y reduzcan la “velocidad.”
Adrenal insufficiency and Addison's disease (Insuficiencia suprarrenal y enfermedad de Addison). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales). https://www.niddk.nih.gov/health-information/endocrine-diseases/adrenal-insufficiency-addisons-disease. Último acceso: 13 de marzo de 2017.
×