Como ya sabes, cada vez que el cuerpo o la mente percibe un peligro (estrés) las glándulas adrenales se ponen a trabajar. Por desgracia, en nuestro mundo, el estrés es generalizado prácticamente desde el día en el que entramos en la escuela secundaria, donde ya empiezan los agobios, los exámenes y entramos en el mundo competitivo (“luchar” por sobrevivir).
En España la primera persona que profundizó y habló del concepto de fatiga adrenal (término muy genérico), fue Katia Dolle, que tras un año completo de investigación publicó en su web un interesante y completo artículo sobre esta disfunción. A partir de este evento y en el plazo de un año empezaron a circular articulillos sobre fatiga adrenal por el ciberespacio español, articulillos que en su mayoría eran descarados plagios o «copia y pega» del artículo original de Katia Dolle, y que en ningún caso hacían la debida referencia a su autora.
Como se describe, una gran cantidad de aldosterona aumenta la presión arterial mientras que una deficiencia conduce a la presión arterial baja. No hay retroalimentación negativa para la aldosterona, como por ejemplo para el cortisol. Sin embargo, la sensibilidad de los receptores de aldosterona puede disminuir. Pero el sistema nervioso autónomo y la adrenalina también influyen en la presión arterial. Si los sensores de presión de los vasos registran un volumen aumentado, pueden provocar que las venas se relajen. Esto ayuda a regular la presión arterial constantemente. En las fases de estrés aumenta la concentración de adrenalina. Provoca una constricción de los vasos para asegurar el flujo sanguíneo adecuado al cerebro en tiempos de peligro.
Esta doctora me escuchó, me miró como diciendo no me puedo creer lo que me cuentas porque lo que tú me estás describiendo no existe… (hay que saber que estoy obesa y con un físico que parece Cushing y no Addison y la fatiga adrenal oficialmente a fecha de hoy no existe) pero que me tomó la tensión y vio que con lo que peso y mido no llegaba a 9 de máxima, me puso cara de preocupación y me pidió que le enviase los análisis de sangre que tenía desde hacía tres años para estudiárselos.
La fatiga adrenal, o hipoadrenia, es un trastorno relacionado con las glándulas suparrenales cuyo síntoma más característico, y frecuente, es el cansancio físico y mental, pero un cansancio extremo que no desaparece ni siquiera con el descanso. Un trastorno que puede pasar factura a la salud y que ha sido definido como el síndrome de estrés del siglo XXI (definición acuñada por el médico estadounidense James L.Wilson, autor del libro Adrenal Fatigue: The 21st Century Stress Syndrome). Aprender a reconocer las señales que alertan de su presencia es la mejor manera de vencer la fatiga adrenal.
Digamos que en los casos extremos de “fatiga adrenal” todas las funciones autonómicas del cuerpo se caen por falta de hormonas, el equilibro sodio-potasio desaparece porque se pierde sal por cualquier parte del cuerpo que uno pueda imaginar, se cae la presión arterial, la temperatura corporal se desarregla… por poner un ejemplo una ducha y es como si hubieses subido al Himalaya cinco veces seguidas.
Al cabo del tiempo de tomar tanta cortisona el páncreas empezó a quejarse, con las suprarrenales chungas se suele tener riesgo de hipoglucemia así que en mi caso empecé a desarrollar resistencia a la insulina pero con niveles bajos de azucar, me pusieron en tratamientos pre-diabéticos y me pasé todo el santo día controlando lo que comía para no caer en hipoglucemia.

– Comida procesada. Nuevamente el problema del azúcar y la falta de nutrientes de las comidas procesadas. Cuando comemos comidas desequilibradas, altas en carbohidratos y baja en grasas buenas, lo primero que causa es hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre) y luego, hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). En respuesta a la caída peligrosa de la azúcar en la sangre, las glándulas suprarrenales entran en juego con las hormonas del estrés para movilizar la glucosa y aumentar el nivel de azúcar. El problema es que las glándulas suprarrenales no están destinadas a regular diariamente el nivel de azúcar en sangre. Sólo se supone que cumplen con ese papel muy ocasionalmente. Cuando sucede con regularidad, se agotan las glándulas suprarrenales causando fatiga adrenal. La buena noticia es que la dieta paleo es una herramienta fundamental para no caer en este problema.


Si las glándulas suprarrenales están agotadas, generalmente hay una perturbación del equilibrio de agua y sal. Esto está regulado por los riñones y las glándulas suprarrenales para controlar la presión arterial. En la corteza suprarrenal, se forma la sustancia aldosterona. Hace que los riñones reabsorban el sodio de la orina primaria. En el cuerpo humano la regla se aplica: "Dondequiera que el sodio va, el agua sigue". Esto también conduce a una mayor retención de agua. El volumen en los vasos aumenta y la presión sanguínea aumenta. En un estado de fatiga suprarrenal suficiente aldosterona ya no puede formarse. El cuerpo pierde sodio y agua - deshidrata. Al mismo tiempo, el potasio deja las células para mantener el equilibrio de sodio-potasio constante. Esto no tiene éxito, lo que resulta en una mayor proporción de potasio: sodio, que a su vez provoca una serie de otros problemas.
La fatiga suprarrenal también puede resultar en ansias de alimentos salados. Esto se debe a que las glándulas suprarrenales afectan la forma en que los riñones regulan las fluctuaciones minerales. Cuando sufrimos de fatiga, el cuerpo libera más minerales en la orina. Esto, a su vez, puede aumentar el deseo de bocadillos salados. Desafortunadamente, los antojos de sal, azúcar y cafeína hacen más hincapié en las glándulas suprarrenales.

Nunca había escuchado sobre la fatiga adrenal, pero me llama mucho la atención que en el 2004 a causa de un accidente y a través de un CT SCAN me descubrieron un quiste en la glándula adrenal I zquierda. No le dí importancia y mucho menos seguimiento. Lo cierto es que ahora me identifico con todos los síntomas que describes en tu artículo. Será que soy víctima de esa enfermedad?

Este libro contiene pasos y estrategias comprobados para tratar sus glándulas suprarrenales e incluye todo lo que necesita saber para ayudarle a resolver este problema. Descubrirá exactamente qué causa las suprarrenales agotadas y cómo sus hábitos cotidianos y la dieta sobrecargan sus glándulas suprarrenales. Además, aprenderá cómo dormir lo suficiente, evitar el estrés y los factores estresantes, y conocer las comidas a las que es sensible. También descubrirá cómo puede obtener una mejor calidad de descanso y sueño, los mejores alimentos para la dieta suprarrenal y cómo lidiar con el estrés para ayudarle a recuperarse. ¡Por último, este libro también le ofrece las mejores opciones de prueba que puede elegir para saber si realmente tiene fatiga suprarrenal! "
Los suplementos también son útiles para el tratamiento de la fatiga adrenal. Con las prácticas agrícolas poco saludables de hoy, puede ser difícil conseguir los alimentos adecuados. Por lo tanto, los suplementos son muy necesarias para impulsar su cuerpo los nutrientes. Estos son el zinc, vitamina B5, vitamina D3, vitamina B12, vitamina C, Ashwagandha, aceite de pescado (EPA / DHA), el magnesio y la albahaca morada.
Incorpora a tu rutina un régimen leve de ejercicio. En muchos casos, las personas que padecen fatiga suprarrenal sienten dolor o demasiado cansancio como para realizar ejercicio vigoroso. Por tanto, una forma de aliviar los síntomas de este síndrome es incorporando un programa leve de ejercicios a tu plan de tratamiento. Los ejercicios como la natación o las caminatas también ayudan a aliviar el estrés y, por tanto, a estabilizar el nivel de cortisol.[20]
Conditions Enhorabuena por el articulo, un trabajo exhaustivo y detallado…yo me pregunto si hay alguien que no tenga ninguno de estos sintomas, porque son muchos. Si analizo mi familia, somos 4 personas y seguro que cada uno tenemos al menos 3 de estos síntomas. Yo por ejemplo me identificaría con mareo al levantarme de la silla, sudores nocturnos, apretar la mandíbula, Alguna vez veo manchas flotantes, perdida de libido, cardenales con facilidad, canas prematuras…aunque con un bebe de 18 meses que no duerme 2 h seguidas que se puede pedir.
El síntoma que me gustaría comentarte es el de la fatiga, la cual no es constante durante el día sino con ciertos altibajos en la energía. Por ejemplo me despierto bien con energía desayuno y al cabo de una o dos horas tengo un bajonazo de energía tremendo y me siento letárgico, al rato me echo un tentempié (arroz integral pavo etc) y la energía parece que aumenta y así a distintos momentos del día, es como si fuera una fatiga intermitente. Los bajones de energía suelen durar menos de una hora y no están relacionados con el ejercicio. Por las noches es cuando más alta tengo la energía. Te pongo otro ejemplo, por la tarde estoy haciendo cosas en casa y de repente me da un bajonazo de energía y me tengo que sentar y al rato se me pasa y la energía aumenta considerablemente sobre todo cuando como un tentempié ( pavo, frutas, verduras).
Consideramos que la mejor forma de luchar contra el Síndrome de Fatiga Crónica o cualquier otra enfermedad compleja y multisistémica, no está en escribir un libro que relate nuestra historia personal con la enfermedad, o un libro en exceso divulgativo lleno de vaguedades que pretenden ser una guía para el enfermo, pues eso carece de utilidad práctica como demostradamente ha venido ocurriendo.
Esto podría incluir comer alimentos que sabe que no son buenos para usted, como beber en exceso, tomar drogas, fumar, ir a la cama tarde, no descansar lo suficiente… Este tipo de desprecio del cuerpo se manifiesta de forma negativa,  afectando a las glándulas suprarrenales que contribuyen aún más a los problemas suprarrenales. Estos podrían incluir: metales pesados, patógenos, tales como infecciones virales, bacterias o por hongos, parásitos, toxinas, alérgenos, etc
Si se sospecha que tiene una debilidad suprarrenal, puede revisar este cuestionario para ver qué tan grave es el desequilibrio hormonal. Problemas comunes son el mal sueño, el sueño incómodo, las fuertes dificultades de inicio de la mañana, los problemas para despertarse, el agotamiento frecuente (extremo), la piel seca, la dificultad para concentrarse y la baja temperatura corporal.

La gente a menudo equipara el estrés con eventos psicológica o emocionalmente desafiantes, como la pérdida de un ser querido, o la presión experimentada en casa o en el lugar de trabajo. Sin embargo, el estrés también tiene lugar a nivel fisiológico y puede ser lo suficientemente sutil como para eludir la atención consciente. Un factor estresante es cualquier evento o influencia que interrumpa el equilibrio o la homeostasis. Cuando el cuerpo se encuentra con un factor estresante, inicia una cascada de eventos denominada "respuesta al estrés". La respuesta al estrés implica una variedad de cambios fisiológicos coordinados por el eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA) y mediados principalmente por las hormonas del estrés, incluyendo el cortisol y la adrenalina, y está diseñada para facilitar la adaptación a las condiciones adversas restaurando el equilibrio dentro del sistema.
Además de una función débil de las glándulas suprarrenales o la tiroides, otros factores a veces juegan un papel. La exposición química (toxinas), la nutrición inadecuada y la falta de vitaminas, minerales y oligoelementos, virus o enfermedades autoinmunes pueden limitar las actividades enzimáticas dentro de las mitocondrias y, por tanto, la producción de energía. Además, un desequilibrio hormonal (estrógeno, progesterona, testosterona, hormona del crecimiento) o una dieta baja en calorías puede causar tales problemas. En muchos casos, sin embargo, estas son funciones insuficientes de las glándulas suprarrenales y / o la tiroides.
Es una hierba increíble se encuentra en China para el tratamiento de este síndrome. Tenemos un montón de ventajas de la utilización de Asia Panax ginseng. En China, el ginseng asiático se llama nin-pecado. Puede ayudar a aliviar el estrés y se ha identificado a poseer un efecto directo sobre las glándulas suprarrenales. Usted no tiene que combinar el uso de ginseng asiático, con excitantes.
“A pesar de que afecta a millones de personas en Estados Unidos y alrededor del mundo, la medicina alopática aún no reconoce el cansancio suprarrenal como un síndrome diferente”, explica el doctor estadounidense James L.Wilson, pionero en el estudio y tratamiento de este trastorno y autor del libro de referencia Adrenal Fatigue: The 21st Century Stress Syndrome (Fatiga adrenal. El síndrome de estrés del siglo XXI). La medicina alopática usualmente reconoce la hipoadrenia o enfermedad de Addison, y la hiperadrenia o enfermedad de Cushing. Entre los dos extremos se encuentra la llamada fatiga de las glándulas suprarrenales, que puede manifestarse con diferentes grados de intensidad. ¿Qué es? ¿Cómo se manifiesta? ¿Cómo se trata? 
2012 phenomenon Acupuncture Alchemy Alternative medicine Ancient astronauts Anthroposophic medicine Applied kinesiology Aquatic ape hypothesis Astrology Adrenal fatigue Bates method Biodynamic agriculture Bloodletting Body memory Catastrophism Chiropractic Chromotherapy Conspiracy theory 9/11 conspiracy theories Chemtrail conspiracy theory Climate change denial Moon landing conspiracy theories Conversion therapy Creation science Crystal healing Cryptozoology Detoxification Colon cleansing Dianetics Doktor Koster's Antigaspills Dowsing Ear candling Electromagnetic hypersensitivity Electronic voice phenomenon Feng shui Flat Earth theory Germ theory denialism Graphology HIV/AIDS denialism Hollow Earth theory Homeopathy Humorism Indigo children Intelligent design Japhetic theory Levitation Lunar effect Lysenkoism Magnet therapy Mediumship Naturopathy Nazi archaeology Nibiru cataclysm Numerology Perpetual motion Orgone Phrenology Polygraph Primal therapy Pseudoarchaeology Pseudohistory Genocide denial Historical negationism Holocaust denial Pseudoscientific metrology Psychohistory Quantum mysticism Recovered-memory therapy Reiki Scientific racism Aryan race Melanin theory Trepanning Ufology Vertebral subluxation Voice stress analysis
En España la primera persona que profundizó y habló del concepto de fatiga adrenal (término muy genérico), fue Katia Dolle, que tras un año completo de investigación publicó en su web un interesante y completo artículo sobre esta disfunción. A partir de este evento y en el plazo de un año empezaron a circular articulillos sobre fatiga adrenal por el ciberespacio español, articulillos que en su mayoría eran descarados plagios o «copia y pega» del artículo original de Katia Dolle, y que en ningún caso hacían la debida referencia a su autora.
Como estos pacientes con astenia y depresión son enviados frecuentemente al psiquíatra (recibiendo a consecuencia el tratamiento farmacológico habitual) la Dra. Colmant se pregunta sí no seria preciso hacer lo contrario, es decir enviar a muchos pacientes psiquiátricos al endocrino, ya que el estado depresivo puede ser consecuencia de una mala actividad suprarrenal2»

Esta obra, pionera en el abordaje de la fatiga adrenal en habla hispana, aborda en profundidad una disfunción orgánica ignorada, la fatiga adrenal, además de otras muchas causas que dan explicación a enfermedades consideradas incurables, como son el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), la Fibromialgia (FM) y la Sensibilidad Química Múltiple (SQM), entre otras.
Además de una función débil de las glándulas suprarrenales o la tiroides, otros factores a veces juegan un papel. La exposición química (toxinas), la nutrición inadecuada y la falta de vitaminas, minerales y oligoelementos, virus o enfermedades autoinmunes pueden limitar las actividades enzimáticas dentro de las mitocondrias y, por tanto, la producción de energía. Además, un desequilibrio hormonal (estrógeno, progesterona, testosterona, hormona del crecimiento) o una dieta baja en calorías puede causar tales problemas. En muchos casos, sin embargo, estas son funciones insuficientes de las glándulas suprarrenales y / o la tiroides.
Sigue la Dieta Paleo estricta. Elimina cereales/granos, legumbres, azúcares y aceites vegetales refinados – todos estos alimentos estresan las glándulas suprarrenales y aumentan la inflamación. Si necesitas ideas puedes fijarte en todas las recetas aquí y aquí. El Desafío Paleo también es una buena herramienta para empezar con la dieta paleo o para encaminarte de nuevo si necesitas ayuda.
Reduce el nivel de estrés en tu vida. El estrés y el cortisol, la hormona a la que está asociado, constituyen una de las causas subyacentes de la fatiga suprarrenal. Por tanto, si practicas actividades como la meditación y la desconexión de los aparatos electrónicos, podrás reducir el nivel de estrés en tu vida y ayudar a que tu cuerpo se recupere de la fatiga suprarrenal.

A los 18 años en estado avanzado tuve el Cushing’s Disease-tumor benigno en la glandulas pituitaria. Luego vino el Hipotiroidismo y luego me removieron las dos Glándulas Adrenales. Mi vida es “cansada de estar cansada”. Tomo mis medicamentos a tiempo y siempre mis análisis de sangre salen bien. No quiero seguir mi vida así y hace unos meses me enfoqué en buscar en Internet si existe un nutricionista especialista en “Panhipopituarismo” pero no encontré nada. Yo comería lo que sea y dejaría de comer lo que sea para no estar siempre cansada. Por favor, ayúdeme.

El Método Kalish invita a analizar su función suprarrenal al tomar cuatro muestras de saliva (u orina) durante el día. Esto manifiesta el ritmo circadiano, al mostrar cómo los niveles de cortisol aumentan y disminuyen a lo largo del día. La saliva se recoge a intervalos de aproximadamente cuatro horas: a primera hora de la mañana al despertar, luego a medio día, tardenoche y de nuevo justo antes de ir a la cama.
Mientras que esta respuesta es necesaria y buena cuando se necesita, muchos se enfrentan con factores estresantes crónicos (trabajo, toxinas ambientales, privación del sueño, preocupación, problemas en la relación y más) y por lo tanto, permanece en este modo de lucha o huida  durante demasiado tiempo--mucho más de lo que se estimo desde un punto de vista biológico.
El estilo de vida, los hábitos de alimentación, provocan que en muchos casos nuestro organismo esté sometido a una carga de estrés intensa y prolongada. Cuando esto sucede, las glándulas se ven obligadas a realizar un trabajo extra, lo que a la larga haría que se agotarán, dando lugar a la fatiga adrenal. Asimismo, este trastorno se asocia con infecciones respiratorias (consecuencia de la gripe, neumonía o bronquitis) o con tratamientos prolongados con corticoesteroides.
El magnesio puede ayudar con los problemas del sueño. Por la noche antes de ir a dormir, puede disolver un poco de polvo (1/2 cucharadita) en agua tibia o jugo. Entonces sabe (correctamente diluido) no está mal y tiene un efecto calmante. Puro magnesio en polvo (citrato de magnesio) de la farmacia es favorable. Se utiliza como base de fármacos y puede ser por ejemplo como paquetes de 250 g. Una buena dosis es de 500 mg. Una muy buena ingesta es proporcionada por magnesiumorotate, que simultáneamente apoya y repara las mitocondrias.
Por ejemplo, usted puede notar que se estresa en la mañana porque se está apresurando para llegar al trabajo a tiempo. En este caso, podría hacer algunos cambios sencillos como despertarse media hora antes o empacar su almuerzo la noche anterior. Son esos cambios básicos los que realmente pueden marcar la diferencia cuando se trata de mejorar la salud. 

A la vez que se comprueban los valores de aldosterona, se debe verificar la actividad renina, así como los niveles de sodio y potasio en sangre. Analizar aldosterona y renina ayuda a identificar si el problema es debido a las suprarranles (por una insuficiencia adrenal primaria) o si es debido a la Pituitaria (por una insuficiencia adrenal secundaria).
La fatiga suprarrenal es padecida por la gran mayoría, al menos en un grado leve, no es algo que sea de sorpresa pues en la actualidad la humanidad está bajo constantes bombardeos de situaciones estresantes, gracias a los horarios agitados y vidas ocupadas, muchos se agotan y todo el peso recae en la salud. Este artículo se enfocara en 5 recetas sencillas que ayuden a combatir la fatiga suprarrenal.
La medicina convencional o alopática no reconoce este síndrome, mientras sí lo hacen la medicina naturópata, la biológica, la ortomolecular o la homeopatía, entre otras. El tratamiento parte de un enfoque integral que comprende además de la alimentación, un cambio en el estilo de vida y la ingesta de suplementos específicos para el buen funcionamiento de las glándulas si suprarrenales.

El chukrut y la vitamina C Digamos que en los casos extremos de “fatiga adrenal” todas las funciones autonómicas del cuerpo se caen por falta de hormonas, el equilibro sodio-potasio desaparece porque se pierde sal por cualquier parte del cuerpo que uno pueda imaginar, se cae la presión arterial, la temperatura corporal se desarregla… por poner un ejemplo una ducha y es como si hubieses subido al Himalaya cinco veces seguidas.
Hola, pues yo estoy sufriendo esto por muchos anios, apenas la doctora penso en hacerme los estudios de la glandula adrenal (siempre me decia k era por que no hacia ejercicio cuando le decia de mi cansancio y todos los sintomas) lo que me estresa en estos momentos es que la gente a mi alrededor tambien siempre me esta criticando y diciendo que soy Una floja que me gusta hacerme tonta, no entienden y por mas que les explico siempre dicen que son tonterias mias y de mi doctora. Me enoja que me digan eso. mi madre fallecio debido a la hypertension (la cual ya desarrolle yo) a causa de la glandula adrenal y recuerdo como ella batallo tanto siempre, hasta para barrer se sentia cansada, ahora la entiendo.
×