La disfunción del eje HPA, es un nombre alternativo al Síndrome General de Adaptación. Pero también existen otros nombres para la fatiga crónica y enfermedad resultante del estrés crónico: Síndrome de Fatiga Crónica, Burnout Syndrome, Trastorno por Estrés Postraumático. Lo que podéis observar es que es una patología global en la que hay que intervenir de forma global. No podemos actuar localmente tomando hoy unos antidepresivos, mañana unos antiinflamatorios y pasado unos corticoides. Hay que atajar de raíz e ir al núcleo del problema, el cual mucha sveces es de origen emocional aunque podamos reforzarnos con una alimentación y una suplementación adecuada.
Por la tarde hacia las 18h estoy como una rosa, entonces sí puedo trabajar. Por la noche rechino dientes y aprieto mucho los dientes, por lo que hace siglos que llevo una placa de descarga para dormir. Después de comer tengo hambre, ilogico! y mi vientre bajo está siempre inflamado. El cortisol me lo miraron en una ocasión y estaba…uffff, por las nuves! Así que podría ser que tuviera fatiga adrenal.

Se asocia al estrés prolongado y muy intenso. Aunque también pude darse después de padecer infecciones respiratorias agudas como gripe o bronquitis. El sintoma más característico es malestar general acompañado de episodios depresivos. Normalmente las personas que la padecen necesitan tomar cafeína o bebidas estimulantes por las mañanas, ya que los niveles de cortisol por la mañana son muy bajos, y elevados por la noche. Cuando lo normal es lo contrario. Esto afecta a todos los órganos de nuestro cuerpo.
Este artículo solo debe emplearse para fines educativos y no tiene la intención de reemplazar la asesoría y la evaluación médica. Para obtener un examen y un plan de tratamiento individuales, consulta con un proveedor de servicios de salud registrado antes de iniciar cualquier plan tratamiento por tu cuenta, ya que incluso las terapias más naturales conllevan riesgos.

La fatiga suprarrenal es un grupo de signos y síntomas relacionados (un síndrome) que resulta cuando las glándulas suprarrenales funcionan por debajo del nivel necesario. Más comúnmente asociado con el estrés intenso o prolongado, también puede surgir durante o después de infecciones agudas o crónicas, especialmente infecciones respiratorias como la influenza, la bronquitis o la neumonía.


Así que se entra en un círculo vicioso, el cual, según creo, es exacerbado al desayunar, ya que esto no permite que el cuerpo entre en la zona de quema de grasa. Necesita ese periodo de 12 horas (o más) en las que no consume ningún alimento, lo que aumenta las enzimas que queman grasa, disminuye las enzimas que queman carbohidratos y cambia el cuerpo a la modalidad de quema de grasa como suministro principal de energía. Esto trae tres beneficios principales:


¿Y qué pasa cuando, además, tenemos una tiroiditis de Hashimoto? Pues ya sabéis…tiroxina al canto! El famoso Eutirox es lo único que parece estar establecido como protocolo único en España. Pero si leéis con atención su prospecto aparece: “es necesario tener buena función de los adrenales antes de tomar el medicamento” Ya… ¿algún endocrino os ha advertido de esta contraindicación alguna vez?
El ácido pantoténico es una de las vitaminas del complejo B que es esencial para la salud de las glándulas suprarrenales. Está naturalmente presente en altas dosis en las glándulas suprarrenales pero puede agotarse a medida que las hormonas se fabrican en respuesta al estrés. Una dosis típica para la fatiga suprarrenal es de 1500 mg pero siempre debe ser acompañada de una vitamina del complejo B, ya que trabajan sinérgicamente.
Lo que es especialmente importante es no saltarse el desayuno; entre las 6 y 8 de la mañana los niveles de cortisol suelen subir alcanzando un máximo alrededor de las 8 AM para la mayoría de las personas y esto puede matar el apetito por la mañana por ello se debe comer antes de las 10 de la mañana a más tardar y comenzar a restablecer el suministro de glucógeno.
La medicina biológica describe bajo el nombre de «fatiga adrenal» un agotamiento de la capacidad de las glándulas suprarrenales, que le impide realizar de forma funcional óptima sus vitales funciones. Es a partir de esta disfunción relativa, y dada la extraordinaria importancia y jerarquía biológica de las secreciones endocrinas de dichas glándulas, que el organismo entero entra en una fase de desadaptación y todo deja de funcionar correctamente, apreciándose entonces todo tipo de alteraciones inmunológicas, neurológicas, metabólicas, etc.
Supongo que lo que sucedió es que las suprarrenales no toleraron el gran estrés impuesto al organismo y como resultado de eso surgió un síndrome de adaptación general o sea que me es imposible adaptarme a ejercicios que para otros serían normales y como consecuencia de ello surge un pool de síntomas que genera la fatiga crónica los cuales están supeditados a la intensidad del esfuerzo utilizada.
En España la primera persona que profundizó y habló del concepto de fatiga adrenal (término muy genérico), fue Katia Dolle, que tras un año completo de investigación publicó en su web un interesante y completo artículo sobre esta disfunción. A partir de este evento y en el plazo de un año empezaron a circular articulillos sobre fatiga adrenal por el ciberespacio español, articulillos que en su mayoría eran descarados plagios o «copia y pega» del artículo original de Katia Dolle, y que en ningún caso hacían la debida referencia a su autora.
Las emociones asociadas con el estrés como el dolor, el miedo, la culpa, la ansiedad, la excitación y la vergüenza desencadenan una respuesta del eje HPA y aumentan el cortisol. Eventos tales como hablar en público o un viaje al consultorio del dentista también provocan respuestas fisiológicas similares. Sin embargo, la severidad de la respuesta y la capacidad de recuperación son muy individuales y tienen más que ver con la percepción que una persona tiene del evento, que con el evento en sí mismo.

Si las glándulas suprarrenales están agotadas, generalmente hay una perturbación del equilibrio de agua y sal. Esto está regulado por los riñones y las glándulas suprarrenales para controlar la presión arterial. En la corteza suprarrenal, se forma la sustancia aldosterona. Hace que los riñones reabsorban el sodio de la orina primaria. En el cuerpo humano la regla se aplica: "Dondequiera que el sodio va, el agua sigue". Esto también conduce a una mayor retención de agua. El volumen en los vasos aumenta y la presión sanguínea aumenta. En un estado de fatiga suprarrenal suficiente aldosterona ya no puede formarse. El cuerpo pierde sodio y agua - deshidrata. Al mismo tiempo, el potasio deja las células para mantener el equilibrio de sodio-potasio constante. Esto no tiene éxito, lo que resulta en una mayor proporción de potasio: sodio, que a su vez provoca una serie de otros problemas.

Disfruta de una gran cantidad de grasas buenas: Preparé una Guía Sobre las Grasas que te podrá ayudar. Haz hincapié en las fuentes de grasas saturadas saludables como la mantequilla (si toleras lácteos) y la manteca orgánica, el aceite de coco, la yema de huevo orgánico y carnes alimentadas a pasto. Las grasas monosaturadas de aguacate y aceite de oliva adulterado también se pueden. Evita todos los aceites vegetales, como el aceite de canola, aceite de girasol, aceite de cártamo, aceite de semilla de uva y aceite de cáñamo. No consumas productos “bajos en grasa”.
Adrenal fatigue or hypoadrenia is a pseudoscientific diagnosis believed in alternative medicine to be the state when adrenal glands are exhausted and unable to produce adequate quantities of hormones, primarily the glucocorticoid cortisol, due to chronic stress or infections.[1] Adrenal fatigue should not be confused with a number of actual forms of adrenal dysfunction such as adrenal insufficiency or Addison's disease.[2]
Hola, pues yo estoy sufriendo esto por muchos anios, apenas la doctora penso en hacerme los estudios de la glandula adrenal (siempre me decia k era por que no hacia ejercicio cuando le decia de mi cansancio y todos los sintomas) lo que me estresa en estos momentos es que la gente a mi alrededor tambien siempre me esta criticando y diciendo que soy Una floja que me gusta hacerme tonta, no entienden y por mas que les explico siempre dicen que son tonterias mias y de mi doctora. Me enoja que me digan eso. mi madre fallecio debido a la hypertension (la cual ya desarrolle yo) a causa de la glandula adrenal y recuerdo como ella batallo tanto siempre, hasta para barrer se sentia cansada, ahora la entiendo.
De acuerdo con el Dr. Kalish, esto tiene sentido, ya que las glándulas suprarrenales controlan muchas funciones corporales diferentes, y algunas involucran minerales. Por ejemplo, el calcio y el magnesio tienen un impacto en la función suprarrenal ya que el estrés tiende a utilizar estos minerales a un índice más alto. Esto es así también con el sodio y el potasio.
Quizá sea un estudiante o un nuevo padre, lo cual es estresante, y aun así es divertido y puede sentirse con más energía y vitalidad que nunca. Necesita ese entusiasmo. Su cuerpo lo pide. Es de cierta forma como el ejercicio. Pero la clave es tener la adaptabilidad y resistencia para absorber ese estrés, disfrutarlo, beneficiarse de él y luego desvanecerlo.
En mi caso yo no paraba, tenía una energía a prueba de bombas, el estrés era una palabra que no existía en mi vocabulario (básicamente porque el mental y el emocional lo digerían muy bien pero eso no quiere decir que el cuerpo y todos los órganos no estuviesen viviendo a mil a la hora haciendo más de lo que podían), me preocupaba por todos, adquiría demasiadas responsabilidades, me ponía el mundo por montera y… me olvidé de mí… así que aunque esto ha sido de lo más duro que te puedes imaginar porque llevo tres años sin trabajar, he pasado de coger 10 aviones a la semana por trabajo (y no trabajaba en la aviación) a no poder moverme de la cama ni poder ducharme ni mantenerme de pie más de dos minutos y necesitar niñera para todo (tengo 43 años), decidí que esto era una experiencia más que me ha ayudado mucho a conocerme mejor y bueno no soy la misma soy mejor 😉
muchas gracias por tu articulo tan didactico. Yo como tu con hipotiroidismo ( hashimoto) y fatiga adrenal evidemente van de la mano ( ademas menopausia) … Te quiero pregunatar : segun lo que haz visto es prioritario tratar suprarenales antes de cualquier problema intestinal del estilo candidas pq el problema es que para las candidas no es adecuado tomar carbohidratos tipo tuberculos… sim embargo para la fatiga si… asi que no se por donde empezar…

Si se sospecha que tiene una debilidad suprarrenal, puede revisar este cuestionario para ver qué tan grave es el desequilibrio hormonal. Problemas comunes son el mal sueño, el sueño incómodo, las fuertes dificultades de inicio de la mañana, los problemas para despertarse, el agotamiento frecuente (extremo), la piel seca, la dificultad para concentrarse y la baja temperatura corporal.
“A pesar de que afecta a millones de personas en Estados Unidos y alrededor del mundo, la medicina alopática aún no reconoce el cansancio suprarrenal como un síndrome diferente”, explica el doctor estadounidense James L.Wilson, pionero en el estudio y tratamiento de este trastorno y autor del libro de referencia Adrenal Fatigue: The 21st Century Stress Syndrome (Fatiga adrenal. El síndrome de estrés del siglo XXI). La medicina alopática usualmente reconoce la hipoadrenia o enfermedad de Addison, y la hiperadrenia o enfermedad de Cushing. Entre los dos extremos se encuentra la llamada fatiga de las glándulas suprarrenales, que puede manifestarse con diferentes grados de intensidad. ¿Qué es? ¿Cómo se manifiesta? ¿Cómo se trata? 
La medicina convencional, por su parte, todavía no sabe que es muy difícil hacer un diagnóstico de fatiga adrenal fiable con un análisis de orina o de sangre (lo ideal es uno de saliva o el llamado análisis D.U.T.CH.). Y sigue, además, tratando los síntomas como el cansancio “crónico”, los cambios de ánimo o los dolores con analgésicos y estimulantes. Es decir, sin ir a las causas, pan para hoy y hambre para mañana.

Amboshemos tenido una experiencia directa con el SFC, sin embargo cada unotenía detrás de este problema distintas causas. Todo el desarrollode nuestra medicina se ha basado en el necesario aprendizaje queprecisamos para conseguir superar la adversidad. Al principio,llamamos a mil puertas, y en ninguna había respuestas, por tanto fuela necesidad la que nos obligó a asumir la responsabilidad deencontrar solución a lo que no la tenía. Cada uno por su lado fuecomprendiendo y descubriendo claves importantes, que después, cuandonos encontramos, compartimos enriqueciéndonos mutuamente.


Eliminar el estrés de tu vida es probablemente la recomendación número una para los que sufren de fatiga adrenal, junto con evitar la cafeína y aumentar el ejercicio ligero, como caminar, subir escaleras, hacer yoga y levantar pesas. Los hábitos de sueño adecuado son sumamente importantes y se recomienda evitar las computadoras y la televisión, especialmente en las horas anteriores a acostarte. Estos dispositivos electrónicos podrían evitar que la melatonina suba en el sistema para inducir el sueño.
También recomienda dormir más con horas regulares de irse a la cama, las prácticas como la meditación yoga nidra, el pranayama (respiración yóguica) y la práctica del yoga más lenta con posturas meditativas sostenidas por más tiempo, al igual que el masaje y una dieta diseñada para restaurar las energías biológicas o doshas, para un estado de equilibrio. “Dependiendo de la constitución del paciente, aconsejo a algunos que bajen la velocidad y quemen un 50 por ciento menos de su vela, mientras que a otros les digo que aumenten su actividad física y mejoren su dieta”.
Actualmente es difícil encontrar terapeutas que estén familiarizados con la fatiga suprarrenal subclínica. Puede comprobar aquí si hay una entrada en su área. Si usted tiene la sospecha de sufrir de fatiga suprarrenal puede seguir las instrucciones bajo terapia. No siempre es necesario administrar cortisona (por lo general sólo en casos graves). A menudo, algunos o todos los preparados enumerados son adecuados.
En su libro Happy Healthy Thyroid: The Essential Steps to Healing Naturally, Andrea Beaman escribe sobre cómo se recuperó de forma natural de la fatiga suprarrenal. Para restaurar la energía y la vitalidad del cuerpo, ella recomienda las prácticas sanadoras del hatha yoga, el qigong y tai chi. “Estas modalidades construyen energía, mientras que el ‘power yoga’ y los ejercicios cardiovasculares agotan la energía en personas fatigadas”, aconseja Beaman. Observa que puede tomar de seis meses a dos años para restaurar los niveles de energía deseados.
Mediante la prueba de contracción del iris, se puede medir la cantidad de tiempo durante la cual el iris puede contraerse debido a una exposición recurrente a la luz oscura. Para ello, ingresa a un baño a oscuras y deja que las pupilas se acostumbren a la falta de luz. Luego, ilumina tu ojo con una linterna de bolsillo o una linterna y observarás que la pupila se contrae (es decir, se hace más pequeña). Si padeces fatiga suprarrenal, la contracción de la pupila no durará mucho tiempo y esta empezará a dilatarse después de aproximadamente 30 segundos incluso si vuelves a iluminarla con la linterna.[12]
Llevo siguiéndote desde hace un tiempito aunque sin apuntarme a tu lista de mail, hoy por casualidad he visto que tienes fatiga adrenal y pienso que mi experiencia extrema con esta enfermedad puede ayudarte así que me permito explicártela porque de esto se sale y visto las cosas que haces tú no has llegado a la fase en la que yo he estado y te deseo que nunca llegues, ojala que esto pueda ayudarte así como a las personas que siguen tu blog.

Los defensores del diagnóstico de fatiga suprarrenal afirman que es una forma leve de insuficiencia suprarrenal causada por estrés crónico. La teoría no comprobada detrás de la fatiga suprarrenal es que las glándulas suprarrenales no logran mantener el ritmo de las demandas de la reacción de lucha o huida constante. Como resultado, no pueden producir la cantidad de hormonas que necesitas para sentirte bien. Según esta teoría, los análisis de sangre existentes no son lo suficientemente sensibles para detectar una disminución pequeña en la función suprarrenal, pero el cuerpo sí la detecta.
×