Lógicamente cuando padecemos este trastorno es necesario que acudamos a un médico para que nos prescriba un tratamiento adecuado para solucionarlo lo antes posible, aunque podemos seguir una alimentación adecuada para acabar con ella cuanto antes. La alimentación ideal se basará en una ingesta de hidratos de carbono provenientes de cereales integrales, es decir, hidratos complejos, además de buenas dosis de proteínas vegetales, así como ácidos grasos esenciales. Es decir, debemos seguir una dieta baja en azúcares e hidratos simples, pues lo que queremos es mejorar las reservas de energía de primera calidad.
Los practicantes de la medicina alternativa ofrecen exámenes de sangre o saliva para realizar el diagnóstico. El concepto de fatiga adrenal generó una industria que comercializa suplementos alimenticios para tratar esta supuesta enfermedad, la mayor parte de los cuales no están regulados en los Estados Unidos, son ineficaces y en algunos casos pueden ser peligrosos.1​
Más del 90 por ciento del tiempo, el programa suprarrenal por sí solo es suficiente para restaurar la función de la tiroides. La mayor razón [para tratar] primero las glándulas suprarrenales es que, cuando comienza a tomar hormonas para la tiroides, la producción interna de la hormona de la tiroides disminuye. Sucede lo contrario con las glándulas suprarrenales.
¡Este ciclo tan negativo puede fácilmente girar fuera de control! Todo esto produce trastornos del sistema inmunitario, inflamación y otros síntomas de la fatiga adrenal. Los términos Síndrome de Fatiga Crónica, Síndrome General de Adaptación, Trastorno por Estrés Postraumático son todos ocasionados por el estado constante de estrés crónico y comparten los mismos síntomas.
Si tienes dolores en articulaciones es porque tienes permeabilidad intestinal y/o el cortisol ya muy bajo por el estrés fisiológico. Cuando baja mucho el cortisol duele todo…Intenta encontrar un médico que te ayude a encontrar de dónde viene tu estrés. Echevarne hace análisis de saliva mira a ver si en tu país está o un centro donde los haya para ver por dónde andan tus hormonas que por lo que cuentas están muy alteradas. ÁNIMO.
Asociada más comúnmente con estrés intenso o prolongado, también puede manifestarse durante o después de infecciones agudas o crónicas, especialmente infecciones respiratorias como gripe, bronquitis o neumonía. El síntoma más importante es cansancio que no se alivia con el sueño. Este cansancio se acompaña de sensación general de malestar y sentimientos depresivos. Las personas que sufren de fatiga suprarrenal a menudo tienen que recurrir a café, bebidas con cafeína y otros estimulantes para ponerse en marcha en la mañana (una de las características de la fatiga adrenal es que los niveles de cortisol son bajos por la mañana y altos en la noche, cuando lo normal es lo opuesto). La reducción en la función adrenal afecta a todos los órganos y sistemas del cuerpo.
El estrés es un mal que nos acecha en la actualidad. Muchos son los problemas que se derivan de él, y uno en el que nos vamos a detener en esta ocasión es lo que se conoce como fatiga adrenal, un mal propio de nuestros tiempos que en muchos casos es difícil de diagnosticar al tener una serie de síntomas similares a los de una depresión o carencias nutricionales. Por este motivo nos queremos detener en este trastorno para saber cómo tratarlo.
Dos componentes importantes para tratar este problema son 1) consumir regularmente alimentos fermentados, lo cual aumentará dramáticamente las bacterias benéficas en el cuerpo (lo que ayudará automáticamente a reducir las bacterias patogénicas) y 2) llevar una alimentación baja en azúcares y carbohidratos, ya que esto también promoverá una flora intestinal saludable.
En general, las personas con fatiga adrenal necesitan un plan de dieta balanceada con un buen equilibrio de proteínas, grasas e hidratos de carbono. Los alimentos deben tener un bajo índice glucémico y la mayor parte de ella debe consistir en alimentos crudos. Los zumos de fruta no son adecuados y también deben reducirse los frutos, especialmente los dulces como los melones. También los plátanos, las fechas, las pasas de la higuera y el pomelo deben ser consumidos poco, puesto que contienen mucho potasio. (Orgánico) frutas como cerezas, mangos, papayas, manzanas y uvas son permitidos. Las verduras son muy buenas, las que tienen mucho sodio como calabacín, espinacas, apio, aceitunas, etc.
Frank. Es difícil sin tener más información. Debes buscar tu causa de estrés porque eso es lo que sube el cortisol, causa fatiga adrenal e hipoglucemia a largo plazo. Las causas más frecuentes de estrés son emocionales, infecciones crónicas, problemas digestivos, exceso de actividad…Sigue una dieta equilibrada, no abuses de la “detoxificación” porque necesitas fuerza y comer con regularidad para no estresar más tu sistema. Ánimo.
• La energía del cielo posterior, es la energía que somos capaces de generar nosotros mismos mediante los mecanismos biológicos a través de los cuales transformamos las energías del medio ambiente en energía útil para nuestro mantenimiento y desarrollo. La producimos a través de lo que comemos, lo que respiramos, el sol, el contacto con la naturaleza, del sueño reparador y suficiente, de las emociones de que nos alimentamos y en general todos aquellos procesos materiales o más sutiles de los que nos nutrimos. Esta energía, nutre a las funciones biológicas y la energía sobrante se guarda y atesora en el riñón. Sin embargo, si es insuficiente, ya sea por incapacidad en su producción o por exceso de demanda, la energía ancestral cubre su déficit.
Este riñón en el que se encontraba la energía del cielo anterior resultó ser nada más y nada menos que las glándulas suprarrenales. Las glándulas suprarrenales en su conjunto, son uno de los mecanismos endocrinos estructurales más importantes y determinantes en todos los procesos vitales y homeostáticos de la vida. De la fortaleza de nuestras glándulas suprarrenales depende nuestra resistencia, vitalidad, salud y capacidad de adaptación a cualquier situación de estrés.
Conocido también como síndrome de fatiga adrenal, hipoadrenia no-addisoniana, hipoadrenia subclínica, hipoadrenalismo y neurastenia, afecta a millones de personas en el mundo de forma distinta y por numerosos motivos. Esta condición se encuentra descrita en los textos médicos del año 1800, e incluso con el avance de los tratamientos efectivos se explica con mayor detalle en 1930, sin embargo, algunos especialistas más convencionales todavía desconocen la existencia de este trastorno de las glándulas suprarrenales.
El segundo paso es añadir los alimentos que son curativos y antinflamatorios para las glándulas adrenales. Una lista básica: coco, aceitunas, aguacates, sal SIN refinar, brócoli y coliflor (estos al vapor), algas marinas como el Kelp o nori, proteínas de fácil asimilación…etc. Estos alimentos son densos en nutrición, bajos en azúcares y tienen grasas y fibras saludables. Son una apuesta segura.

Adrenal insufficiency and Addison's disease (Insuficiencia suprarrenal y enfermedad de Addison). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales). https://www.niddk.nih.gov/health-information/endocrine-diseases/adrenal-insufficiency-addisons-disease. Último acceso: 13 de marzo de 2017.
×