No estoy puesto en absoluto en este tema, pero si tal comprueba tus niveles de retinoides en sangre no sea que tengan algo que ver… Lo digo porque yo estoy en el tema de la vitamina A más cerca del lado del Dr. Cannell. Echa un vistazo a los síntomas de intoxicación de vitamina A, y ten en cuenta que han estudiado el uso de la misma como tratamiento en el exceso de cortisol debido a Cushing tanto en perros como en humanos… ya, no es lo mismo pero es un indicio a tener en cuenta según den tus resultados de retinoides en sangre.
Los síntomas que pueden ser expresados por un síndrome de burnout o burnout pueden ser bastante similares a una debilidad suprarrenal. Consisten en fatiga crónica, fatiga, fatiga e insomnio, que también tiene un efecto sobre el estado de ánimo. A través de la tensión permanente se crea estrés que afecta a la psique. A menudo se producen problemas de concentración que, junto con las otras restricciones, pueden conducir al fracaso, la desesperación y la desesperanza a la depresión. Estas fluctuaciones del estado de ánimo que ocurren en el síndrome de Burn Out a menudo resultan en un retiro de los contactos sociales, el desinterés y el aislamiento.
En un mundo en el que se tiende a trabajar de más, a ir contra reloj, a dejarse llevar por el estrés, y a no descansar lo suficiente, la incidencia del cansancio suprarrenal es incluso mayor que la enfermedad de Addison y se está convirtiendo en una epidemia de proporciones masivas. A pesar de ser una de las condiciones menos diagnosticadas, es de las que más abundan.
Desafortunadamente, mientras que muchos profesionales de la salud han comenzado a analizar la función suprarrenal, muchos desconocen aún los protocolos para resolver su disfunción. El Dr. Kalish trabaja apasionadamente publicando el mensaje de que tales protocolos sí existen y son profundamente efectivos - capaces de restaurar la salud de la mayoría de las personas en tan sólo 6 a 12 meses.

Mediante la prueba de contracción del iris, se puede medir la cantidad de tiempo durante la cual el iris puede contraerse debido a una exposición recurrente a la luz oscura. Para ello, ingresa a un baño a oscuras y deja que las pupilas se acostumbren a la falta de luz. Luego, ilumina tu ojo con una linterna de bolsillo o una linterna y observarás que la pupila se contrae (es decir, se hace más pequeña). Si padeces fatiga suprarrenal, la contracción de la pupila no durará mucho tiempo y esta empezará a dilatarse después de aproximadamente 30 segundos incluso si vuelves a iluminarla con la linterna.[12]

Estos son principalmente síntomas , ya que pueden ocurrir con una debilidad pura suprarrenal. Esto incluye un aspecto pálido, cejas llenas, problemas de peso (si es grave) o dificultad (si es moderada). Los signos de hipotiroidismo pueden ser similares. En el caso del hipotiroidismo puro, sin embargo, se observa un color facial rojizo, adelgazamiento de las cejas externas, aumento rápido de peso, depresión, lentitud, sueño excesivo, presión arterial alta y mayor susceptibilidad a las infecciones. A menudo, sin embargo, hay una forma mixta de la glándula suprarrenal y la glándula tiroides y por lo tanto una queja mixta. Para averiguar qué situación es probable que usted sea, puede utilizar las diversas herramientas que se presentan aquí.
La fatiga adrenal es una de las condiciones de salud que menos se diagnostica, a pesar de su alta incidencia. La disminución de la función adrenal se ha vuelto bastante común en nuestra sociedad moderna, con implicaciones importantes para muchos órganos y sistemas e involucra a todas las edades, ocupaciones y razas contribuyendo un aceleramiento de envejecimiento en personas mayores.
En casos severos, puede ser apropiado tratar con cantidades bajas de cortisona (dosis bajas). Particularmente buena es la hidrocortisona natural (25-50 mg) o, alternativamente, acetato de cortisona (10-20 mg). Estas pequeñas dosis son seguras y garantizan un alivio rápido de las glándulas suprarrenales, que pronto pueden recuperarse. Sin embargo, sólo puede ser prescrito por un médico porque la cortisona es un medicamento recetado. Desafortunadamente, muy pocos médicos saben cómo tratar la fatiga suprarrenal. Tal vez hay un terapeuta cerca de usted.
Controla tus ciclos de sueño. Los niveles de cortisol están en constante equilibrio con la melatonina producida por el glándula pineal. Cuando te despiertas en la mañana es porque hay una oleada de cortisol desde las glándulas suprarrenales que le dicen a la glándula pineal que deje de producir melatonina. Cuando estás sano, los niveles de cortisol bajan a lo largo del curso del día lo que hace que la glándula pineal secrete melatonina al final del día para que puedas dormir y el ciclo vuelva a empezar.
Este libro contiene pasos y estrategias comprobados para tratar sus glándulas suprarrenales e incluye todo lo que necesita saber para ayudarle a resolver este problema. Descubrirá exactamente qué causa las suprarrenales agotadas y cómo sus hábitos cotidianos y la dieta sobrecargan sus glándulas suprarrenales. Además, aprenderá cómo dormir lo suficiente, evitar el estrés y los factores estresantes, y conocer las comidas a las que es sensible. También descubrirá cómo puede obtener una mejor calidad de descanso y sueño, los mejores alimentos para la dieta suprarrenal y cómo lidiar con el estrés para ayudarle a recuperarse. ¡Por último, este libro también le ofrece las mejores opciones de prueba que puede elegir para saber si realmente tiene fatiga suprarrenal! "
 En todos los casos de la recuperación suprarrenal, la dieta es un factor importante. Hay una serie de alimentos que apoyan la función suprarrenal. Ayudan a reponer tu energía para que tu sistema pueda volver a tener una salud completa. Pero primero debes empezar por eliminar los alimentos difíciles de digerir, alergenos y toxinas o productos químicos en tu entorno.
Como resultado de la disminución de la función suprarrenal las personas con fatiga suprarrenal frecuentemente también sufren de hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre), alergias, dolor de artritis y de un sistema inmune bajo. Las mujeres que también tienen desequilibrios hormonales como el aumento de los problemas menstruales, síndromes premenstruales y los síntomas menopáusicos.
Cualquier persona puede sufrir fatiga adrenal en algún momento de su vida. Una enfermedad o un accidente que suponga una situación traumática o límite tanto en el aspecto físico como emocional, puede agotar la reserva de cortisol de nuestras glándulas suprarrenales y llevarnos a una situación de fatiga suprarrenal. Los tratamientos con corticoesteroides, también pueden desencadenar este proceso.
Así, se podría decir que el estrés se produce cuando al cuerpo le faltan nutrientes necesarios, lo que le impide realizar ciertos procesos bioquímicos,  cuando al cuerpo se le somete a un exceso de ciertas sustancias, como azúcar o sal, lo que le obliga a echar mano de sus recursos para compensar el desequilibrio; existirá estrés cuando el cuerpo note la falta de agua; cuando le obliguemos a asimilar ciertos medicamentos; cuando enfermamos, porque necesita poner en marcha el sistema inmunológico para combatir la infección, etc…
"Lo que es interesante acerca de la tiroides y de las glándulas suprarrenales es que aumentan los niveles de cortisol, y uno de los mecanismos normales del cuerpo es regular la tiroides", dice el Dr. Kalish. "Así que, casi todas las personas que tengan altos niveles de cortisol tendrán niveles menores a lo ideal de la hormona de la tiroides. En ese momento, hay que tomar una decisión acerca de si se quiere abordar las suprarrenales, la tiroides o en ambas a la vez.

Incorpora a tu rutina un régimen leve de ejercicio. En muchos casos, las personas que padecen fatiga suprarrenal sienten dolor o demasiado cansancio como para realizar ejercicio vigoroso. Por tanto, una forma de aliviar los síntomas de este síndrome es incorporando un programa leve de ejercicios a tu plan de tratamiento. Los ejercicios como la natación o las caminatas también ayudan a aliviar el estrés y, por tanto, a estabilizar el nivel de cortisol.[20]

Fatiga adrenal o hipoadrenia es un término utilizado en medicina alternativa para describir la creencia no comprobada de que las glándulas suprarrenales se agotan y son incapaces de producir cantidades suficientes de hormonas, principalmente el glucocorticoide cortisol. La fatiga adrenal no debe confundirse con formas reconocidas de disfunción suprarrenal, como la insuficiencia adrenal o la enfermedad de Addison.1​2​3​
Las personas con un control deficiente de la glucosa en la sangre (resistencia a la insulina, consumo de alimentos que aumentan excesivamente el nivel de azúcar en la sangre) pueden experimentar una "crisis" (caída de azúcar en la sangre) poco después de comer e inducir una respuesta al cortisol. El momento de la comida también es importante, ya que se ha demostrado que las comidas por la noche evocan un aumento mayor en el nivel de azúcar en la sangre que las comidas más tempranas del día y, posteriormente, aumentan la probabilidad de secreción de cortisol. Por lo tanto, el control eficaz de la glucosa en sangre con intervenciones dietéticas y cambios en el estilo de vida deberían ayudar en teoría en este aspecto.

El balance de agua debe ser equilibrado de nuevo. Se debe tener cuidado para asegurarse de que siempre se hace con suficiente sodio. De lo contrario, la concentración de sodio se diluiría más y se produciría una situación peligrosa. Las bebidas deportivas, por ejemplo, no son adecuadas ya que fueron diseñadas para personas con suficiente sodio. Contienen mucho potasio y apenas sodio.
Si usted está bajo estrés crónico constante las glándulas suprarrenales se agotan y el sistema nervioso se sobre estimula. En esta etapa aparece la ansiedad, el insomnio, la incapacidad para relajarse, el nerviosismo. Un sobre estimuló del sistema nervioso también puede ocasionar una disminución de la producción de jugos digestivos y la motilidad intestinal que causan problemas digestivos e intestinales. Haga clic aquí para obtener más información sobre el sistema nervioso estimulado.

Esto podría incluir comer alimentos que sabe que no son buenos para usted, como beber en exceso, tomar drogas, fumar, ir a la cama tarde, no descansar lo suficiente… Este tipo de desprecio del cuerpo se manifiesta de forma negativa,  afectando a las glándulas suprarrenales que contribuyen aún más a los problemas suprarrenales. Estos podrían incluir: metales pesados, patógenos, tales como infecciones virales, bacterias o por hongos, parásitos, toxinas, alérgenos, etc

Algo que debemos tener muuuuuy en cuenta son los bajones de azúcar en sangre. El cortisol hace que la glucosa de nuestro cuerpo esté estable. Por ejemplo, cuando te saltas comidas menudo (nada recomendable) , tu cuerpo se apresura a mantener el azúcar en sangre estable, y esto eleva tu necesidad de hormonas del estrés….Tu cortisol sube y da la señal al hígado de liberar el azúcar almacenado, llamado glucógeno, para así poder estabilizar el azúcar en la sangre. También el cortisol es muy importante para desinflamar. Pero la solución no es una dieta alta en azúcar, pues las hormonas del estrés aumentan cuando las comidas están llenas de azúcar y carbohidratos refinados.

Hemos heredado nuestro sistema nervioso simpático y su respuesta al estrés de “lucha o huida” de nuestros ancestros prehistóricos. No se ha desarrollado para evolucionar para diferenciar entre una grave amenaza a la supervivencia y las amenazas crónicas de los plazos que se avecinan, presiones financieras y otras preocupaciones de los tiempos modernos.
Yo no he tenido depresión y no será porque no haya tenido razones para tenerla pero, por lo que sea a mí la depresión causada por la deficiencia en neurotransmisores y catecolaminas no la he tenido (la depresión causada por las suprarrenales no tiene nada que ver con la depresión normal, la de suprarrenales es debido a que faltan las piedras angulares sobre las que muchas funciones del cuerpo se construyen y esto afecta al cerebro pero para encontrar un médico que te reconozca esto puedes tardar mucho, mis doctoras son majísimas pero me llevó casi tres años encontrarlas y de casi morirme).

Cuando un futbolista tiene un lesión muscular o de ligamentos, ¿qué es lo primero que recomienda el “fisio”? Descanso. Sin embargo, cuando aparecen los primeros síntomas de fatiga adrenal como cansancio durante el día, lo último que pensamos es en escuchar al cuerpo y tomarnos un descanso. ¿Quién tiene tiempo para eso? En su lugar, pensamos que el problema es la falta de cafeína en nuestro sistema, ¿verdad? 🙂
Por supuesto. Los médicos que sólo mirar los papeles/análisis se olvidan de que hay que correlacionar con los síntomas del paciente. No se puede descartar nada si todavía hay síntomas aunque el papelito diga X…los análisis son sólo aproximaciones y muchas veces no miran las cosas que deben mirar. Los análisis de cortisol en sangre y orina (de una toma) por ejemplo no nos dan mucha información…Es mejor de saliva y con varias tomas, también mirar la temperatura corporal y otras cosas. Ánimo.
Actualmente no existen analíticas bioquímicas que confirmen o detecten la fibromialgia, pero la similitud de los síntomas es indiscutible, y en el fondo quizás no es tan importante diferenciar ambos problemas, o saber si se llama x o y (ya que es posible que haya un poco de ambos), sino trabajar en restablecer el equilibrio en el cuerpo para su recuperación. En todo caso, apoyar el buen funcionamiento adrenal será muy importante para facilitar esa recuperación.
×