Si tienes dolores en articulaciones es porque tienes permeabilidad intestinal y/o el cortisol ya muy bajo por el estrés fisiológico. Cuando baja mucho el cortisol duele todo…Intenta encontrar un médico que te ayude a encontrar de dónde viene tu estrés. Echevarne hace análisis de saliva mira a ver si en tu país está o un centro donde los haya para ver por dónde andan tus hormonas que por lo que cuentas están muy alteradas. ÁNIMO.

Altos niveles de cortisol hacen que el cuerpo guarde grasa abdominal y visceral, quiera azúcar, más grasa, y sal. También causa que tengamos bajos niveles de energía, porque nuestro combustible está guardado en forma de grasa, lo que causa aún más fatiga. La fatiga crónica puede llevar a la depresión y más estrés, lo que causa aún más presión para las glándulas suprarrenales.

Pero le diré un secreto: Hasta la labor más complicada puede ser más fácil y sencilla si da un paso a la vez. Si está realmente comprometido con tomar el control de su salud, entonces mi Guía de Propósitos para 30 días es exactamente de lo que necesita. Este plan paso a paso describe las estrategias más importantes para alcanzar un bienestar óptimo, e incluye:


Dado que tanto el cortisol como la DHEA se derivan del mismo precursor constructor de hormonas llamado pregnenolona, se cree que (a través de un proceso llamado "el robo de pregnenolona") la reserva finita de la pregnenolona se utiliza para producir cortisol a expensas de la DHEA y otras hormonas sexuales que le siguen en la vía de conversión hormonal (estrógeno y testosterona). En otras palabras, la pregnenolona es la materia prima necesaria para producir todas las hormonas, por lo que una necesidad excesiva de cortisol agota la materia prima, y por lo tanto hay menos cantidad de la misma disponible para producir otras hormonas. El resultado = menor producción de hormonas sexuales, cortisol alto y DHEA bajo según se muestra en una prueba de hormona salival.
Los signos más comunes de la fatiga suprarrenal incluyen: fatiga constante, cansancio, dificultad para dormir, dificultad para levantarse de la cama, la depresión, la ansiedad, aumento de peso e incapacidad para perder peso, incremento del esfuerzo para realizar las tareas cotidianas, disminución del deseo sexual, la disminución de la capacidad para manejar el estrés, la temperatura corporal baja, aumento del riesgo de resfriados y de la gripe y menos tolerancia al estrés.
El ácido pantoténico es una de las vitaminas del complejo B que es esencial para la salud de las glándulas suprarrenales. Está naturalmente presente en altas dosis en las glándulas suprarrenales pero puede agotarse a medida que las hormonas se fabrican en respuesta al estrés. Una dosis típica para la fatiga suprarrenal es de 1500 mg pero siempre debe ser acompañada de una vitamina del complejo B, ya que trabajan sinérgicamente.

Los practicantes de la medicina alternativa ofrecen exámenes de sangre o saliva para realizar el diagnóstico. El concepto de fatiga adrenal generó una industria que comercializa suplementos alimenticios para tratar esta supuesta enfermedad, la mayor parte de los cuales no están regulados en los Estados Unidos, son ineficaces y en algunos casos pueden ser peligrosos.1​

Los síntomas como la fatiga, la presión arterial baja y las alteraciones en el sueño y el ánimo podrían indicar un problema controvertido y poco convencional conocido como fatiga suprarrenal, la cual puede tener un impacto serio en la vida de una persona. Puedes tratar este problema con diversas terapias naturales, como la dieta, la meditación y los suplementos herbales, una vez que te lo haya diagnosticado un profesional de la salud.
Tómate un tiempo para el descanso constructivo. Destinar al menos media hora cada día para simplemente descansar. Uno de mis actividades preferidas de “descanso constructivo” es hacer estiramientos suaves mientras escucho un audiolibro. Otras opciones son: meditación, oración, ejercicios de respiración guiados, o simplemente pasar un buen rato con tus seres queridos.
Otro gran factor clave para superar la fatiga suprarrenal es tomar los suplementos adecuados. Siempre recomiendo comer los alimentos adecuados para curar tu cuerpo. Sin embargo, debido al agotamiento del suelo (de las prácticas agrícolas excesivas e insalubres), gran parte de las frutas y verduras no tienen la misma cantidad de nutrición que la de hace 50 años.

El síntoma que me gustaría comentarte es el de la fatiga, la cual no es constante durante el día sino con ciertos altibajos en la energía. Por ejemplo me despierto bien con energía desayuno y al cabo de una o dos horas tengo un bajonazo de energía tremendo y me siento letárgico, al rato me echo un tentempié (arroz integral pavo etc) y la energía parece que aumenta y así a distintos momentos del día, es como si fuera una fatiga intermitente. Los bajones de energía suelen durar menos de una hora y no están relacionados con el ejercicio. Por las noches es cuando más alta tengo la energía. Te pongo otro ejemplo, por la tarde estoy haciendo cosas en casa y de repente me da un bajonazo de energía y me tengo que sentar y al rato se me pasa y la energía aumenta considerablemente sobre todo cuando como un tentempié ( pavo, frutas, verduras).


Si usted está bajo estrés crónico constante las glándulas suprarrenales se agotan y el sistema nervioso se sobre estimula. En esta etapa aparece la ansiedad, el insomnio, la incapacidad para relajarse, el nerviosismo. Un sobre estimuló del sistema nervioso también puede ocasionar una disminución de la producción de jugos digestivos y la motilidad intestinal que causan problemas digestivos e intestinales. Haga clic aquí para obtener más información sobre el sistema nervioso estimulado.


Y el eje HPA también es muy importante, ya que controla los niveles de hormonas. El centro de control en el cerebro se ve afectado por un mal metabolismo de las hormonas y niveles elevados de hormonas circulantes, así que el cuerpo reduce su propia producción, dando lugar a confusión. Y evidentemente, todo lo que afecte los niveles de cortisol contribuye a esa disfunción del eje HPA.
×