Cortisol ayuda a regular el sistema inmunológico en el cuerpo y el cortisol funciona como un anti-inflamatorio. Demasiado cortisol durante un período de tiempo prolongado obstaculiza la respuesta del sistema inmune y esto resulta en tener más infecciones. Por otro lado, si las glándulas suprarrenales están tan debilitadas que producen muy poco cortisol entonces, la respuesta del cuerpo es reaccionar a las infecciones que resultan en ciertos trastornos autoinmunes.

Una estrategia muy poco conocida para contrarrestar la inflamación es el grounding o earthing, el cual no necesita nada más que quitarse los zapatos y caminar descalzo en el exterior, idealmente sobre pasto húmedo o en la playa. Conectar las plantas de sus pies a la tierra aumentará increíblemente la afluencia de electrones libres hacia su cuerpo, lo cual ayuda a disipar la inflamación, debido a su poderosa acción antiinflamatoria.
Blood or salivary testing is sometimes offered but there is no evidence that adrenal fatigue exists or can be tested for.[1][3] The concept of adrenal fatigue has given rise to an industry of dietary supplements marketed to treat this condition. These supplements are largely unregulated in the U.S., are ineffective, and in some cases may be dangerous.[3]

Una estrategia muy poco conocida para contrarrestar la inflamación es el grounding o earthing, el cual no necesita nada más que quitarse los zapatos y caminar descalzo en el exterior, idealmente sobre pasto húmedo o en la playa. Conectar las plantas de sus pies a la tierra aumentará increíblemente la afluencia de electrones libres hacia su cuerpo, lo cual ayuda a disipar la inflamación, debido a su poderosa acción antiinflamatoria.
“A pesar de que afecta a millones de personas en Estados Unidos y alrededor del mundo, la medicina alopática aún no reconoce el cansancio suprarrenal como un síndrome diferente”, explica el doctor estadounidense James L.Wilson, pionero en el estudio y tratamiento de este trastorno y autor del libro de referencia Adrenal Fatigue: The 21st Century Stress Syndrome (Fatiga adrenal. El síndrome de estrés del siglo XXI). La medicina alopática usualmente reconoce la hipoadrenia o enfermedad de Addison, y la hiperadrenia o enfermedad de Cushing. Entre los dos extremos se encuentra la llamada fatiga de las glándulas suprarrenales, que puede manifestarse con diferentes grados de intensidad. ¿Qué es? ¿Cómo se manifiesta? ¿Cómo se trata? 
De acuerdo con el Dr. Kalish, esto tiene sentido, ya que las glándulas suprarrenales controlan muchas funciones corporales diferentes, y algunas involucran minerales. Por ejemplo, el calcio y el magnesio tienen un impacto en la función suprarrenal ya que el estrés tiende a utilizar estos minerales a un índice más alto. Esto es así también con el sodio y el potasio.
Las analíticas de sangre normales están diseñadas para detectar una deficiencia absoluta y severa de las hormonas suprarrenales conocida como la Enfermedad de Addison. Esta enfermedad afecta sólo a 4 de cada 100.000 personas y suele ser el resultado de una enfermedad autoinmune o infecciosa. Las analíticas de sangre también son efectivas para determinar otra enfermedad relacionada con las suprarrenales conocida como Enfermedad de Cushing. Sin embargo, no hace falta esperar a que exista una afectación severa de las suprarrenales para sufrir las consecuencias de su mal funcionamiento.
En el caso de una fatiga suprarrenal, generalmente aparece una temperatura disminuida e inestable. No es inusual ver fuertes fluctuaciones en las curvas. Durante la terapia la condición así como la temperatura debe mejorar y aumentar gradualmente. Es útil anotar eventos extraordinarios en la tabla. Esto puede dar pistas adicionales. A largo plazo, buscamos un valor de 37.0 ° C. Cree el valor medio de sus resultados e introdúzcalo en la tabla diariamente (como número de mediciones).
La fatiga suprarrenal es un grupo de signos y síntomas relacionados (un síndrome) que resulta cuando las glándulas suprarrenales funcionan por debajo del nivel necesario. Más comúnmente asociado con el estrés intenso o prolongado, también puede surgir durante o después de infecciones agudas o crónicas, especialmente infecciones respiratorias como la influenza, la bronquitis o la neumonía.

Consideramos que la mejor forma de luchar contra el Síndrome de Fatiga Crónica o cualquier otra enfermedad compleja y multisistémica, no está en escribir un libro que relate nuestra historia personal con la enfermedad, o un libro en exceso divulgativo lleno de vaguedades que pretenden ser una guía para el enfermo, pues eso carece de utilidad práctica como demostradamente ha venido ocurriendo.

Un familiar tiene la mayoria de los sintomas descritos ( y algunos otros ) con diagnóstico de Esclerosis Multiple. El neurólogo ( basado exclusivamente en la polimedicación,(o no hacen nada, o dan efectos secundarios o enmascaran sintomas) segun los sintomas se limita a decirle unas veces : ¨esto no es mio ( no de mi campo-no relacionado con EM ) ¨ y ahí lo deja, o ¨Esto es inevitable producto de la EM¨. Yo creo que ni una cosa ni otra.


Hola Ivonne, la recomendación de evitar el ejercicio cardio intenso es simplemente para no agotar más a tus hormonas. Esto no quiere decir sedentarismo total. Esto simplemente quiere decir: “escucha a tu cuerpo”. Cuando estás sintiendo que no das más y que hay que parar con el cardio- para. El tema es de no enloquecerse con el cardio intenso saludos!
Dos componentes importantes para tratar este problema son 1) consumir regularmente alimentos fermentados, lo cual aumentará dramáticamente las bacterias benéficas en el cuerpo (lo que ayudará automáticamente a reducir las bacterias patogénicas) y 2) llevar una alimentación baja en azúcares y carbohidratos, ya que esto también promoverá una flora intestinal saludable.
A los 48 años después de un año de chequeos terminaron diciéndome que tenia “fibromialgia”. Han pasado 10 años y he leído y pasado por mucho…que la culpa es la depresión, que se debe a un trauma serio de mi niñez (nada parecido jamas). Hoy en día finalmente hablan que la fibromialgia es una inflamación, sistema inmunológico afectado y que es un problema físico y no solo mental. Mi nivel de llegar a estar cansada -agotada! es muy rápido y prometo que no es mental. Adoro estar activa pero no puedo,,,me canso. Ahora recuerdo que hace 10 años el Dr. me dijo que las glándulas suprarrenales estaban al MINIMO y que era muy raro, y que una vez dejan de funcionar no vuelven a ello (a funcionar)
Or-tiferet, emplea el uso de la Medicina Cuántica para analizar, y crear un exhaustivo diagnóstico del funcionamiento del cuerpo, sus sistemas y cualquier elemento que lo afecten con el uso avanzado del equipo, donde se muestran cálculos eléctricos que son importantes indicadores de la salud o el estrés en  diversas funciones del cuerpo y que se ven afectadas por muchos factores relacionados con el estilo de vida, contribuyendo a la carga de estrés donde se ve reflejada como consecuencia la fatiga adrenal.
La segunda hormona suprarrenal de gran importancia para el cuerpo humano que disminuye durante los períodos de estrés es la DHEA. Un hombre saludable promedio produce alrededor de 30 mg de DHEA al día, mientras que las mujeres producen 20mg al día. Sin embargo, durante el estrés adrenal puede caer a niveles muy bajos. Las principales acciones de la DHEA son la conversión en otras hormonas más potentes, como los estrógenos y la testosterona. También parece tener su propia acción sobre el sistema inmune y las células endoteliales, que ayudan a estimular el sistema inmunológico y la prevención de la aterosclerosis.
Hola, yo estoy recuperandome de los peores síntomas que haya tenido en mi vida con la salud por causa de un accidente de tráfico y una separación matrimonial, más un desequilibrio económico. Lo que más me ha ayudado a sido aumentar mi ácido estomacal porque el cortisol es nesesario para una buena salud intestinal y en mi caso me hizo estragos a tal punto de no poder comer nada porque todo me daba inflamación tanto intestinal como corporal y ahogo con faltas de aire y anciedad, pues los parasitos y las bacterias proliferan en un intestino escaso de ácido clorhídrico, y en mi caso logré chequearme el cortisol en saliva 4 veces en el dia y todo me salio bajo desde el cortisol, la Dhea y el SIgA. En mi caso no me he curado pero estoy casi un 80 % mejorada y lo que más me ha funcionado es el vinagre de arroz para aumentar el acido estomacal y la miel de manuka una cucharada una o dos veces diarias con el estómago vacío y muchos probioticos tanto de suplementos como fermentados pero en grandes cantidades a lo largo del día
Esta obra, pionera en el abordaje de la fatiga adrenal en habla hispana, aborda en profundidad una disfunción orgánica ignorada, la fatiga adrenal, además de otras muchas causas que dan explicación a enfermedades consideradas incurables, como son el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), la Fibromialgia (FM) y la Sensibilidad Química Múltiple (SQM), entre otras.

Evitar situaciones muy estresantes, es decir, entrar en discusiones o altercados, las horas extraordinarias de trabajo, alta carga de trabajo Si crees que puedes estar padeciendo de fatiga adrenal te recomiendo que analices en profundidad los últimos años/meses de tu vida y anotes aquellos factores estresantes tanto internos (enfermedades) como externos (entorno) que puedan haber generado en ti un estado de estrés crónico e intenso. Relee también los síntomas de cada fase y analiza tranquilamente si encajan con tu condición actual. Si sospechas que puedes estar sufriendo de agotamiento adrenal, te invito a que realices también el cuestionario de auto-diagnóstico orientativo donde podrás obtener alguna pista más. No obstante este cuestionario no es en ningún caso un diagnóstico certero, y mi recomendación es que siempre acudas a consulta para realizar las pruebas oportunas y analizar a consciencia tu estado de salud actual para determinar si tienes o no una posible fatiga adrenal.
Los cuatro factores clave que determinan la magnitud de la respuesta del eje HPA a un estresante mental/emocional son: 1) la novedad para la persona; 2) la naturaleza impredecible; 3) la amenaza para la persona o el ego; 4) la sensación de pérdida de control. Las características individuales del paciente son también profundamente influyentes. Las cualidades innatas como la edad, el sexo (preponderancia femenina) y la predisposición hereditaria, junto con las características de la personalidad (es decir, introversión y baja autoestima) y las experiencias prenatales y de la infancia temprana, sirven para individualizar y amplificar aún más la respuesta única de cada paciente al estrés.
Disfruta de una gran cantidad de grasas buenas: Preparé una Guía Sobre las Grasas que te podrá ayudar. Haz hincapié en las fuentes de grasas saturadas saludables como la mantequilla (si toleras lácteos) y la manteca orgánica, el aceite de coco, la yema de huevo orgánico y carnes alimentadas a pasto. Las grasas monosaturadas de aguacate y aceite de oliva adulterado también se pueden. Evita todos los aceites vegetales, como el aceite de canola, aceite de girasol, aceite de cártamo, aceite de semilla de uva y aceite de cáñamo. No consumas productos “bajos en grasa”.
Si bien el estrés del eje HPA y la subsiguiente síntesis y secreción de cortisol pueden coincidir con la aceleración de la producción reducida de DHEA(S) (es decir, una regulación decreciente de la DHEA(S) inducida por el estrés), esta relación se ve facilitada por procesos reguladores (por ejemplo, inhibiciones de la retroalimentación, señalización de receptores, regulación genómica de enzimas, etc.), no un agotamiento intrasuprarrenal de la pregnenolona como precursor de las hormonas subsiguientes.
Los suplementos también son útiles para el tratamiento de la fatiga adrenal. Con las prácticas agrícolas poco saludables de hoy, puede ser difícil conseguir los alimentos adecuados. Por lo tanto, los suplementos son muy necesarias para impulsar su cuerpo los nutrientes. Estos son el zinc, vitamina B5, vitamina D3, vitamina B12, vitamina C, Ashwagandha, aceite de pescado (EPA / DHA), el magnesio y la albahaca morada.
Así, se podría decir que el estrés se produce cuando al cuerpo le faltan nutrientes necesarios, lo que le impide realizar ciertos procesos bioquímicos,  cuando al cuerpo se le somete a un exceso de ciertas sustancias, como azúcar o sal, lo que le obliga a echar mano de sus recursos para compensar el desequilibrio; existirá estrés cuando el cuerpo note la falta de agua; cuando le obliguemos a asimilar ciertos medicamentos; cuando enfermamos, porque necesita poner en marcha el sistema inmunológico para combatir la infección, etc…
“A pesar de que afecta a millones de personas en Estados Unidos y alrededor del mundo, la medicina tradicional aún no reconoce el   cansancio suprarrenal como un síndrome diferente”, explica el doctor estadounidense James L.Wilson, autor del libro de referencia, Adrenal Fatigue: The 21st Century Stress Syndrome (Fatiga adrenal. El síndrome de estrés del siglo XXI).
Las glándulas suprarrenales son dos, del tamaño de una almendra y se localizan justamente arriba de cada riñón. Producen una serie de hormonas, entre ellas adrenalina, cortisol y DHEA, que permiten hacer frente a las demandas de la vida cotidiana de una forma saludable y flexible. El cortisol, entre otras funciones, estimula el almacenamiento de energía en el organismo, ayuda al cuerpo a combatir el estrés que crean las infecciones, los traumas y las condiciones ambientales extremas y contribuye a mantener las emociones estables. El cortisol se conoce como la hormona del estrés. Un exceso de cortisol o menos cortisol del necesario terminará creando problemas de salud. 
Finalmente decir, que lamentablemente, el estilo de vida actual hace que el Hipocorticalismo Subclínico Crónico sea una auténtica epidemia, que hasta ahora subyace, como hemos explicado, silente y oculto bajo un sinfín de patologías actuales cada vez más incidentes e incomprendidas. El síndrome que en términos anglosajones se denomina Burn out, está cada vez más presente en nuestras sociedades, las personas acaban quemadas, agotadas, siendo una sombra de lo que eran bajo el aplastante y frenético ritmo de nuestras sociedades consumistas.

Las toxinas no sólo vienen de fuera, sino también de dentro. Durante los procesos de generación de energía en la mitocondria, se producen radicales libres y oxidación. Por suerte, tenemos sistemas para controlar estas moléculas, pero si la inflamación/oxidación aumenta (por mala dieta, por ejemplo), o las enzimas que controlan la oxidación no funcionan bien, el cerebro tendrá que tomar una difícil decisión: o bien “baja la velocidad” (el metabolismo) para reducir el estrés oxidativo, o bien no lo hace y como consecuencia la oxidación sigue aumentando (algo peligroso). Puesto que la prioridad del cuerpo es sobrevivir, sólo hay una decisió inteligente: reducir la oxidación/metabolismo. ¿Cómo lo hace? Mediante el eje hipotálamo-tiroideo-adrenal que te he comentado más arriba. Al reducir el metabolismo es posible que ganes peso, tengas menos energía y tu deseo sexual se reduzca a cero…pero sobrevivirás, y de eso se trata. El cuerpo sabe lo que hace.


Las glándulas suprarrenales de una persona sana producen aproximadamente 20 mg de cortisol cada día que puede aumentar a 200 mg al día durante periodos de estrés con el fin de ayudar al cuerpo a lidiar con este. El cortisol es el responsable de mantener los niveles normales de azúcar en la sangre y de inmoviliza las reservas de grasa y proteína para conseguir más energía. También es un anti-inflamatorio y un estabilizador del sistema nervioso central, regulando el estado de ánimo y del comportamiento.
La segunda hormona suprarrenal de gran importancia para el cuerpo humano que disminuye durante los períodos de estrés es la DHEA. Un hombre saludable promedio produce alrededor de 30 mg de DHEA al día, mientras que las mujeres producen 20mg al día. Sin embargo, durante el estrés adrenal puede caer a niveles muy bajos. Las principales acciones de la DHEA son la conversión en otras hormonas más potentes, como los estrógenos y la testosterona. También parece tener su propia acción sobre el sistema inmune y las células endoteliales, que ayudan a estimular el sistema inmunológico y la prevención de la aterosclerosis.

Los síntomas que pueden ser expresados por un síndrome de burnout o burnout pueden ser bastante similares a una debilidad suprarrenal. Consisten en fatiga crónica, fatiga, fatiga e insomnio, que también tiene un efecto sobre el estado de ánimo. A través de la tensión permanente se crea estrés que afecta a la psique. A menudo se producen problemas de concentración que, junto con las otras restricciones, pueden conducir al fracaso, la desesperación y la desesperanza a la depresión. Estas fluctuaciones del estado de ánimo que ocurren en el síndrome de Burn Out a menudo resultan en un retiro de los contactos sociales, el desinterés y el aislamiento.


3/ Estando sentado o acostado durante al  menos 5 minutos, tomarse la tensión arterial, inmediatamente levantarse y tomársela otra vez (el brazo donde se toma la tensión siempre debe estar, aproximadamente, a la altura del corazón) si al levantarse de posición, la sistólica (el numero mas alto) se baja de valor o decrece, lo mas seguro es que hay problema con los adrenales. (Con función normal de los adrenales subiría la presión sanguínea unos 10 puntos cuando te levantes, para que llegue suficiente sangre al cerebro).  Es aconsejable hacer este test varias veces durante el día, especialmente en la mañana y la noche, pues en algunos momentos los adrenales pueden responder bien y en otros no.


Esta doctora me escuchó, me miró como diciendo no me puedo creer lo que me cuentas porque lo que tú me estás describiendo no existe… (hay que saber que estoy obesa y con un físico que parece Cushing y no Addison y la fatiga adrenal oficialmente a fecha de hoy no existe) pero que me tomó la tensión y vio que con lo que peso y mido no llegaba a 9 de máxima, me puso cara de preocupación y me pidió que le enviase los análisis de sangre que tenía desde hacía tres años para estudiárselos.
A los dos años de esto tuve una gripe enorme, la madre de todas las gripes que no se pasaba así que hicieron análisis de sangre y resultó que volvían a estar chungos, esta vez me enviaron a un endocrino. Vivo en Bruselas y por mi cuenta visite a un médico especialista en hormonas que fue capaz de entender los análisis pero que costaba tres riñones y muchos más las medicinas que me dio y además me dijo que era de por vida, esto sin hacer ninguna prueba de diagnóstico me pareció extraño así que me olvidé de este señor aunque tuvo razón en su diagnostico aunque no en lo de que las medicinas son de por vida.

Eliminar el estrés de tu vida es probablemente la recomendación número una para los que sufren de fatiga adrenal, junto con evitar la cafeína y aumentar el ejercicio ligero, como caminar, subir escaleras, hacer yoga y levantar pesas. Los hábitos de sueño adecuado son sumamente importantes y se recomienda evitar las computadoras y la televisión, especialmente en las horas anteriores a acostarte. Estos dispositivos electrónicos podrían evitar que la melatonina suba en el sistema para inducir el sueño.
Para que las glándulas suprarrenales se colapsen y se produzca la fatiga adrenal tienen que producirse una serie de factores a tener en cuenta. En primer lugar hay que tener presente que una situación estresante prolongada es la principal causa. Dentro de situación estresante contamos también momentos traumáticos o periodos en los que la preocupación es muy elevada. Después de procesos infecciosos en las vías respiratorias como resfriados, gripe, catarro, neumonía... pueden darse episodios de fatiga adrenal. Consumir drogas o excedernos con el alcohol también puede ser una causa de fatiga, así como sesiones demasiado intensas y seguidas realizando una actividad deportiva.
Te invito a leer mi libro sobre la fatiga adrenal y el equilibrio hormonal gratis: “La Ventaja Hormonal”. Si te interesa te lo mando…Yo mismo sufrí fatiga adrenal de fase III. Conozco muy bien todo esto…es la enfermedad del s. XXI. Me he formado con nutricionista funcional (FDN) en los EEUU y desde hace unos meses estoy tratando de hacer que la gente aquí en España aprenda que es esto de la fatiga adrenal.
En lugar de una falla de las glándulas suprarrenales para mantenerse a la altura de la demanda, los cambios adaptativos en la alteración hormonal inducida por el estrés se inician con mayor frecuencia dentro del hipotálamo y las glándulas pituitarias. El sistema regulador que gobierna la producción de la hormona suprarrenal del estrés (el cerebro) coordina los cambios en respuesta a la información interna y/o externa recibida, como una adaptación en condiciones adversas. La respuesta al estrés asigna recursos metabólicos y altera la fisiología para promover la supervivencia a corto plazo del organismo, a menudo a expensas de la salud a largo plazo.

Dada mi experiencia vital. Este problema, como la mayoria no es mas que una intixicacion cronica y creciente contra la que yo llevo luchando ya mas de dos años con notables mejorias. Fuera caseina y gluten con sus correspondientes peptidos. Y a depurar el organismo a base de ayunos, purgas, hidroterapias de colon y frutoterapia. Los cambios aunque con rebotes, sobretodo al principio, son inimaginables.
×