En el caso de la hipoadrenia o cansancio suprarrenal, los niveles de las hormonas suprarrenales se encuentran bajos, aunque todavía dentro de los parámetros “normales” pero no son lo suficientemente bajos como para garantizar el diagnóstico de la Enfermedad de Addison. De hecho, las hormonas suprarrenales pueden estar en la mitad del nivel óptimo y decirse que son “normales”. 

Una vez que se agota, el cuerpo se queda sin combustible, a menos de que las enzimas estén adaptadas para quemar grasa. La mayoría de las personas tienen bastante grasa que quemar. El problema es que cuando mantienen consistentes las reservas de glucógeno al comer cada seis u ocho horas, las enzimas que están adaptadas para quemar grasa se dañan, lo que evita que el cuerpo la queme.
Alimentos Share This Article Es difícil de creer, pero se estima que la fatiga suprarrenal afecta a alrededor del 80% de las personas en el mundo. Según James Wilson (autor de “Fatiga Suprarrenal: El síndrome de estrés del siglo XXI”), el estrés crónico y el estilo de vida afectan la capacidad del cuerpo para recuperarse del estrés físico, mental o emocional.
A los dos años de esto tuve una gripe enorme, la madre de todas las gripes que no se pasaba así que hicieron análisis de sangre y resultó que volvían a estar chungos, esta vez me enviaron a un endocrino. Vivo en Bruselas y por mi cuenta visite a un médico especialista en hormonas que fue capaz de entender los análisis pero que costaba tres riñones y muchos más las medicinas que me dio y además me dijo que era de por vida, esto sin hacer ninguna prueba de diagnóstico me pareció extraño así que me olvidé de este señor aunque tuvo razón en su diagnostico aunque no en lo de que las medicinas son de por vida.
17 Datos Para Los Amantes Del Café hola buenas, agradecería tu respuesta, el caso es que me diagnosticaron depresion en septiembre, pero ahora viendo tu blog y todo esto, creo que se por donde van los tiros, mi problema es que siempre he sido un chico muy estresado, tengo 19 años, el año pasado terminé bachillerato asique imaginate como quedé, comenze un grado superior de educacion fisica, en el cual hacemos bastante actividad, a eso sumale que iba al gimnasio de lunes a sabado, ese año me sentia superpotente, capaz de todo, invencible, pues bien al llegar las vacaciones, justo coincidio con que me lesioné el hombro,dejé de hacer deporte y me derrumbé aplastantemente, experimenté a la vez ayunos intermitentes, cambié drasticamente la alimentación y mi cuerpo creo que petó por todo esto, hoy por hoy estoy supercansado sin ganas de nada desmotivado, voy al gym tres veces por semana pero se me hace terrible entrenar, soy incapaz de controlar el hambre, gano peso con facilidad pero no puedo ganar fuerza ni masa muscular, tengo unos gases que huele a muerto y la comida sin digerir, no se por donde empezar, vengo de fitnesrevolucionario me he leido todos sus articulos desde mayo pero se me hace bastante complicado, que me recomiendas hacer?
Hola Ivonne, la recomendación de evitar el ejercicio cardio intenso es simplemente para no agotar más a tus hormonas. Esto no quiere decir sedentarismo total. Esto simplemente quiere decir: “escucha a tu cuerpo”. Cuando estás sintiendo que no das más y que hay que parar con el cardio- para. El tema es de no enloquecerse con el cardio intenso saludos!
Esto podría incluir comer alimentos que sabe que no son buenos para usted, como beber en exceso, tomar drogas, fumar, ir a la cama tarde, no descansar lo suficiente… Este tipo de desprecio del cuerpo se manifiesta de forma negativa,  afectando a las glándulas suprarrenales que contribuyen aún más a los problemas suprarrenales. Estos podrían incluir: metales pesados, patógenos, tales como infecciones virales, bacterias o por hongos, parásitos, toxinas, alérgenos, etc

La gente a menudo equipara el estrés con eventos psicológica o emocionalmente desafiantes, como la pérdida de un ser querido, o la presión experimentada en casa o en el lugar de trabajo. Sin embargo, el estrés también tiene lugar a nivel fisiológico y puede ser lo suficientemente sutil como para eludir la atención consciente. Un factor estresante es cualquier evento o influencia que interrumpa el equilibrio o la homeostasis. Cuando el cuerpo se encuentra con un factor estresante, inicia una cascada de eventos denominada "respuesta al estrés". La respuesta al estrés implica una variedad de cambios fisiológicos coordinados por el eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA) y mediados principalmente por las hormonas del estrés, incluyendo el cortisol y la adrenalina, y está diseñada para facilitar la adaptación a las condiciones adversas restaurando el equilibrio dentro del sistema.


Por sí solos, los suplementos no van a solucionar un problema de este tipo. Hay que enfocarlo desde distintos ángulos y hacer cambios bastante importantes en nuestro estilo de vida, seguir investigando la causa o causas raíz del problema (no se reduce al estrés que comúnmente conocemos – trabajo, jefe, dinero, familia, etc. – sino que puede haber otros factores como bacterias, parásitos, toxinas en nuestro entorno…) e ir haciendo cambios y solucionando estos problemas. Es un proceso largo y muchas personas desesperan cuando no ven cambios en poco tiempo.
“A pesar de que afecta a millones de personas en Estados Unidos y alrededor del mundo, la medicina tradicional aún no reconoce el   cansancio suprarrenal como un síndrome diferente”, explica el doctor estadounidense James L.Wilson, autor del libro de referencia, Adrenal Fatigue: The 21st Century Stress Syndrome (Fatiga adrenal. El síndrome de estrés del siglo XXI).
En una entrevista, un periodista me preguntó una vez si me encontraba varado en una isla desierta y sólo podía llevar una hierba conmigo, ¿cuál sería? Inmediatamente respondí raíz de regaliz, porque es un curador poderoso de las glándulas suprarrenales, así como una hierba adaptogénica que ayuda al cuerpo a adaptarse a todo tipo de estrés, incluyendo: la regulación del sistema inmunológico, la reducción de la inflamación e incluso tiene propiedades anticancerígenas.
Las citocinas pro-inflamatorias como las interleuquinas 1,6 y TNF-alfa actúan directamente sobre el hipotálamo para aumentar la producción de cortisol. El cortisol es un potente agente antiinflamatorio y se manifiesta cuando hay inflamación aguda o crónica en algún lugar del cuerpo. La inflamación crónica de bajo grado puede pasar desapercibida y, sin embargo, aumentar significativamente la carga alostática general. La inflamación de bajo grado puede provenir de intolerancias alimenticias ocultas, alergias no diagnosticadas, permeabilidad intestinal, afecciones inflamatorias y procesos autoinmunes crónicos, adiposidad/obesidad central, exposición al moho, toxicidad química, exposición a metales pesados o cualquier otra cosa que el cuerpo considere una amenaza.
En los casos de síndrome disfórico premenstrual se suele observar una historia de problemas hormonales desde jovencitas, indicando problemas para metabolizar las hormonas sexuales. La pena es que para “tratar” las molestias en la adolescencia se suele recetar la píldora, pero eso sólo acaba complicando el tema ya que el problema principal es el metabolismo de las hormonas. Y de ahí normalmente va a peor: más tratamientos hormonales, e incluso cirugía, pasando en algunos casos por antidepresivos, y con complicaciones como pueden ser el SOP o la endometriosis.
×