Nace así una medicina práctica y efectiva, que no se esconde detrás de rebuscadas teorías y florituras, nace así una medicina que lejos de dedicarse a dar excusas para justificar su invalidez se compromete y da respuestas con hechos. Nace así lo que llamamos LA MEDICINA DEL AVE FENIX, una medicina que nos hizo renacer de las cenizas cuando pensábamos que lo teníamos todo ya perdido, y que ahora ayuda a otras muchas personas.
Para facilitarle la lectura al enfermo de SFC, hemos incluido cuadros sinópticos en todos los capítulos que presentan una mayor complejidad técnica, en los que han sido incluidas las ideas fundamentales. Por otro lado, algunas partes del libro se presentan de forma sencilla y simplificada intencionadamente, al objeto de que puedan ser bien comprendidas por todos los lectores independientemente de su nivel de conocimientos.
He aquí por qué es importante identificar aquellos aspectos de su vida que usted siente que le provocan más estrés, y luego encontrar maneras de tomar las precauciones apropiadas y, con suerte, eludir lo que es innecesario. Por supuesto, es imposible predecir cuándo ocurrirán los eventos estresantes de la vida, y un tanto de tensión es simplemente inevitable. Sin embargo, si nos tomamos el tiempo para observar y ser honestos con nosotros mismos, podemos muy rápidamente recopilar datos y obtener una cierta comprensión de los diversos patrones de comportamiento que rodean los sentimientos subjetivos de estrés.
Los antidepresivos, las hormonas tiroideas y otras hormonas de los ovarios generalmente mejoran aún más el desequilibrio. El reemplazo de estrógenos suele ser ineficaz y los síntomas de la dominancia de los estrógenos (acumulación de calor, aumento de peso alrededor de la cadera, retención de agua, mal humor) se observan a pesar de un nivel de estrógeno suficientemente alto.
 Las glándulas adrenales se encuentran en la parte superior de los riñones y genera más de 50 glándulas endocrinas, que son esenciales para la vida. Suprarrenales síntomas de fatiga que lo acompañan son el deseo de los alimentos con exceso de sal y grasa, depresión, disminución de la libido, el cansancio por la mañana, aumento de la fatiga y la falta de energía para hacer el trabajo, etc Los suplementos naturales que pueden ser utilizados para el tratamiento de esta fatiga son:

Regula los niveles de azúcar en la sangre. Cortisol hace que los carbohidratos sean liberados desde los músculos y el hígado al flujo sanguíneo. Cuando no has comido en muchas horas, las glándulas suprarrenales secretan cortisol, lo que libera carbohidratos y te da energía para empezar con el día. Pero si las glándulas suprarrenales están estresadas, o si has comido demasiado carbohidratos malos, pueden liberar demasiado cortisol y hacer que los niveles de azúcar en la sangre se disparen de arriba abajo. Cuando pasa eso, te sientes sin energía y ganas peso.

¡Este ciclo tan negativo puede fácilmente girar fuera de control! Todo esto produce trastornos del sistema inmunitario, inflamación y otros síntomas de la fatiga adrenal. Los términos Síndrome de Fatiga Crónica, Síndrome General de Adaptación, Trastorno por Estrés Postraumático son todos ocasionados por el estado constante de estrés crónico y comparten los mismos síntomas.
Una nutrición adecuada se toma con la combinación de ejercicios es vital para el tratamiento de la fatiga suprarrenal. El consumo de alimentos que tienen un montón de vitaminas y minerales son un medio beneficioso para lidiar con sus síntomas. Una vitamina del complejo B y un multivitamínico de alta potencia puede ayudar a aliviar la fatiga extrema. Los alimentos como las verduras, bayas, cereales integrales son los alimentos buenos para consumir a recibir los minerales y las vitaminas una persona que experimenta la fatiga suprarrenal requiere para combatir este problema.
Este artículo solo debe emplearse para fines educativos y no tiene la intención de reemplazar la asesoría y la evaluación médica. Para obtener un examen y un plan de tratamiento individuales, consulta con un proveedor de servicios de salud registrado antes de iniciar cualquier plan tratamiento por tu cuenta, ya que incluso las terapias más naturales conllevan riesgos.
Digamos que en los casos extremos de “fatiga adrenal” todas las funciones autonómicas del cuerpo se caen por falta de hormonas, el equilibro sodio-potasio desaparece porque se pierde sal por cualquier parte del cuerpo que uno pueda imaginar, se cae la presión arterial, la temperatura corporal se desarregla… por poner un ejemplo una ducha y es como si hubieses subido al Himalaya cinco veces seguidas.

Las hormonas del estrés (el cortisol y la adrenalina) también debilitan el sistema inmunológico, detienen la regeneración de tejidos, y obstruyen la función digestiva. Cuando el estrés es continuo (bajas hormonas de tiroides en especial baja T3) se convierte en un problema muy serio pues puede debilitar las glándulas suprarrenales ya que éstas no pueden seguir con la demanda de hormonas, lo que provoca que la producción de cortisol disminuya drásticamente, llevando al cuerpo a experimentar la fatiga adrenal y por último el agotamiento.
1/ Tomarse la temperatura, 3 veces al día, comenzando 3 horas después de levantarte, durante 5 días seguidos, sacar un estimado de la temperatura del día y compararlos. Temperaturas muy inestables, que fluctúan mas de 2 ó 3  grados es síntoma de fatiga de adrenales.  Si fluctúan y están bajas, por debajo de 37.0  necesitan ayuda los adrenales y también la tiroides, si están estables pero bajas, entonces los adrenales están bastante bien, solo necesita ayuda la tiroides.

Te escribí algún correo comentándote la situación de mi salud, que me había hecho pruebas en BioHealth y Direct Labs etc…bueno pues ya tengo el diagnóstico completo y entre otras cosas “Fatiga Adrenal” …justo en el borde entre el estadio II y III. Entre otros suplementos me han recomendado Pregnenolone y DHEA en gotas…¿cuál es tu opinión sobre estos suplementos?…Ah! Cuando vi la gráfica de mis niveles de cortisol durante el día no me pude ver más identificada…qué pasada!! Un beso


Disfruta de una gran cantidad de grasas buenas: Preparé una Guía Sobre las Grasas que te podrá ayudar. Haz hincapié en las fuentes de grasas saturadas saludables como la mantequilla (si toleras lácteos) y la manteca orgánica, el aceite de coco, la yema de huevo orgánico y carnes alimentadas a pasto. Las grasas monosaturadas de aguacate y aceite de oliva adulterado también se pueden. Evita todos los aceites vegetales, como el aceite de canola, aceite de girasol, aceite de cártamo, aceite de semilla de uva y aceite de cáñamo. No consumas productos “bajos en grasa”.
Un sufridor de la fatiga suprarrenal podría encontrar que él / ella está cansado todo el día, pero luego en la tarde experiencia de la tarde una oleada de energía. Por lo general, el cortisol alcanza un pico en la mañana y luego se reduce durante el día. La persona puede terminar con alto cortisol por la noche, cuando debe ser inferior. Esto produce insomnio.
En las mujeres, la fatiga adrenal a menudo ocurre a los 30 o 40 años, usualmente a través de un estilo de vida estresante. Al principio, las glándulas suprarrenales producen aún más cortisol para poder sobrellevar el estrés. Sin embargo, si se produce demasiado cortisol, esto también tiene efectos negativos. Por ejemplo, el cortisol bloquea los receptores de progesterona, que pueden reaccionar con menos eficacia a la progesterona. La producción de progesterona, que también puede formarse por las glándulas suprarrenales, se detiene a favor de la cortisona.
El síntoma que me gustaría comentarte es el de la fatiga, la cual no es constante durante el día sino con ciertos altibajos en la energía. Por ejemplo me despierto bien con energía desayuno y al cabo de una o dos horas tengo un bajonazo de energía tremendo y me siento letárgico, al rato me echo un tentempié (arroz integral pavo etc) y la energía parece que aumenta y así a distintos momentos del día, es como si fuera una fatiga intermitente. Los bajones de energía suelen durar menos de una hora y no están relacionados con el ejercicio. Por las noches es cuando más alta tengo la energía. Te pongo otro ejemplo, por la tarde estoy haciendo cosas en casa y de repente me da un bajonazo de energía y me tengo que sentar y al rato se me pasa y la energía aumenta considerablemente sobre todo cuando como un tentempié ( pavo, frutas, verduras).
Jain también recomienda un tipo de purificación Ayurvédica y tratamiento de desintoxicación  que involucre una serie de cinco terapias incluido el masaje y tratamientos a bases de hierbas. Llevados a cabo en secuencia, estos le permiten al cuerpo y a la mente llegar a un estado de paz. Los tratamientos con acupuntura también son de ayuda, junto con un régimen de hierbas adaptogénicas como el gingsen, schisandra y ashwagandha, según Jain.
El cansancio suprarrenal se puede comprobar en los estudios de laboratorio mediante los marcadores de la función adrenal. Dos de estos marcadores son el cortisol y el DHEA (Perfil de Estrés de Adrenocórtex).  Existen diversas pruebas capaces de determinar el nivel de cortisol, algunos países no cuentan con todas, pero el hecho de que algunas de ellas no estén disponibles en un país determinado, no significa que no sean efectivas.
Para que las glándulas suprarrenales se colapsen y se produzca la fatiga adrenal tienen que producirse una serie de factores a tener en cuenta. En primer lugar hay que tener presente que una situación estresante prolongada es la principal causa. Dentro de situación estresante contamos también momentos traumáticos o periodos en los que la preocupación es muy elevada. Después de procesos infecciosos en las vías respiratorias como resfriados, gripe, catarro, neumonía... pueden darse episodios de fatiga adrenal. Consumir drogas o excedernos con el alcohol también puede ser una causa de fatiga, así como sesiones demasiado intensas y seguidas realizando una actividad deportiva.
Mira, yo venia arrastrando problemas de cansancio, migrañas frecuentes a veces incapacitantes, problemas digestivos, etc… Con el estilo de vida paleo-antiinflamatorio mejore mucho, pero no terminaba de estar bien. Buscaba y buscaba información acerca de mis problemas, intentaba etiquetarme a mi misma: soy migrañosa, soy celiaca, soy intolerante a esto y esto y esto otro, etc… Hasta que me tope con un señor que sabe bien de lo que habla: Arturo Goicoechea. Es neurólogo y explica muy didácticamente, en lenguaje accesible, que muchas veces es nuestro propio cerebro el que nos la juega a la hora de padecer dolor y trastornos.

Hola Rocío. Es difícil decirte algo en pocas frases. Seguramente necesites una medicación mejor (T4 y T3 combinada). Lo tuyo es más que depresión eso te lo digo. Tu adrenalina está muy alta y seguramente tu temperatura corporal baja con problemas de termorregulación. Si quieres consultarme más puedes hacerlo por mi web en “consultas”. Ánimo y un saludo.


Claudia. Le aconsejo que hable con algún otro doctor sobre la posibilidad de terapia T4/T3 en lugar de sólo terapia T4 que es lo que usted está tomando. Pienso que no tiene tiroides y esta glándula de forma normal produce no sólo la T4 sino también la T3 y, por lo tanto, sería lo más lógico que le den de las dos. Más allá de eso no le puedo decir. Ánimo y un salud-o!
– Comida procesada. Nuevamente el problema del azúcar y la falta de nutrientes de las comidas procesadas. Cuando comemos comidas desequilibradas, altas en carbohidratos y baja en grasas buenas, lo primero que causa es hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre) y luego, hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre). En respuesta a la caída peligrosa de la azúcar en la sangre, las glándulas suprarrenales entran en juego con las hormonas del estrés para movilizar la glucosa y aumentar el nivel de azúcar. El problema es que las glándulas suprarrenales no están destinadas a regular diariamente el nivel de azúcar en sangre. Sólo se supone que cumplen con ese papel muy ocasionalmente. Cuando sucede con regularidad, se agotan las glándulas suprarrenales causando fatiga adrenal. La buena noticia es que la dieta paleo es una herramienta fundamental para no caer en este problema.

Las citocinas pro-inflamatorias como las interleuquinas 1,6 y TNF-alfa actúan directamente sobre el hipotálamo para aumentar la producción de cortisol. El cortisol es un potente agente antiinflamatorio y se manifiesta cuando hay inflamación aguda o crónica en algún lugar del cuerpo. La inflamación crónica de bajo grado puede pasar desapercibida y, sin embargo, aumentar significativamente la carga alostática general. La inflamación de bajo grado puede provenir de intolerancias alimenticias ocultas, alergias no diagnosticadas, permeabilidad intestinal, afecciones inflamatorias y procesos autoinmunes crónicos, adiposidad/obesidad central, exposición al moho, toxicidad química, exposición a metales pesados o cualquier otra cosa que el cuerpo considere una amenaza.


한국어 La fatiga suprarrenal es un grupo de signos y síntomas relacionados (un síndrome) que resulta cuando las glándulas suprarrenales funcionan por debajo del nivel necesario. Más comúnmente asociado con el estrés intenso o prolongado, también puede surgir durante o después de infecciones agudas o crónicas, especialmente infecciones respiratorias como la influenza, la bronquitis o la neumonía.

El magnesio puede ayudar con los problemas del sueño. Por la noche antes de ir a dormir, puede disolver un poco de polvo (1/2 cucharadita) en agua tibia o jugo. Entonces sabe (correctamente diluido) no está mal y tiene un efecto calmante. Puro magnesio en polvo (citrato de magnesio) de la farmacia es favorable. Se utiliza como base de fármacos y puede ser por ejemplo como paquetes de 250 g. Una buena dosis es de 500 mg. Una muy buena ingesta es proporcionada por magnesiumorotate, que simultáneamente apoya y repara las mitocondrias.
Los 2 estudios que me realicé dieron que tenía niveles de cortisol 10 veces más altos de lo normal. Luego me realicé una ecografía de glándulas suprarrenales y el estudio dio como resultado que una era el doble de la otra. Me hicieron una resonancia magnética para ver si tenía cáncer en la glándula suprarrenal y como dio negativo los médicos afirmaron que no tenía nada.
×