Yo me curé de esta enfermedad, cuando yendo a un médico para bajar mis 15 kilos de mas subidos de la nada, acompañados con fatiga, sueño, retención de liquido, piel seca, olvidadiza, agotamiento y mas q nada sin energía. Fui para una evaluación y operarme y me dijo que NO, que yo solo tenia sobrepeso y no obesidad, que lo mío era solo con dieta, así que me recetó ayuda con Fentermina de 37,5 ( Un antianeroxigeno) tomando solo la mitad por 1 mes y ahí veria como andaba con mi peso, pues estaba mas rellena sin comer prácticamente nada, comida muy poco, pero estaba mas gorda igual. Probamos durante 1 mes con la Fentermina y a los 15 días de tomarla, comencé a sentirme mejor fisicamente, andaba mas enérgica, me desinfle a las 2 semanas, nunca mas tuve dolores de cabeza ni mi cuerpo con esa sensación de olla a presión que me aturdía la cabeza y el cuerpo. Mi menstruacion me duraba mas de 20 días y sin regla 4 y así durante muchos años, me cuidaba con un DIU que luego me lo sacaron porque creían era por eso, pero seguí igual. Pasaron las semanas y al mes, estaba sin ninguna síntoma y además mucho mas delgada. Seguí igual sin tanta hambre, pues nunca he sido buena para comer, pero claramente mi cuerpo y metabolismo cambio. Mi piel se hidrató mas, iba mas al baño regularmente, mi animo se arregló y yo bajé 15 kilos en menos de 3 meses, mis reglas se cortaron por completo, nunca mas me llegó y eso ademas me hizo estar feliz y sin ese tormento de mis reglas y sangre el mes completo. El medicamento me hizo muy bien y volví a mi peso original y gracias a la ayuda que tiene el medicamento sobre las glándulas suprarrenales. Mi problema venia desde ahí, del deterioro o mal funcionamiento de estas. Hoy estoy sana, con energía, llena de actividades, delgada y saludable, Nunca mas tuve fatiga, ni dolores de cabeza ni sensaciones de olla a presión. Cuando he parado de tomar el medicamento, por un mes por descanso, inmediatamente me llega la regla y comienzo en mis síntomas desagradables otra vez, es decir, este remedio, no lo uso para perder peso, pues nunca fui buena para comer, mi rutina de alimentación sigue siendo baja y comer muy poco de toda mi vida, pero hoy, si dejo de tomarlo, vuelvo asentarme mal como antes. Esa es mi experiencia con las glándulas suprarrenales.
A los 48 años después de un año de chequeos terminaron diciéndome que tenia “fibromialgia”. Han pasado 10 años y he leído y pasado por mucho…que la culpa es la depresión, que se debe a un trauma serio de mi niñez (nada parecido jamas). Hoy en día finalmente hablan que la fibromialgia es una inflamación, sistema inmunológico afectado y que es un problema físico y no solo mental. Mi nivel de llegar a estar cansada -agotada! es muy rápido y prometo que no es mental. Adoro estar activa pero no puedo,,,me canso. Ahora recuerdo que hace 10 años el Dr. me dijo que las glándulas suprarrenales estaban al MINIMO y que era muy raro, y que una vez dejan de funcionar no vuelven a ello (a funcionar)
Conoce cuáles son tus opciones de tratamiento y cuál es la recuperación para la disfunción suprarrenal. Después de que te hayan diagnosticado disfunción suprarrenal, debes hablar sobre las opciones de tratamiento y el tiempo de recuperación con tu profesional de la salud. En caso de que seas tú mismo quien te haya diagnosticado, quizás sea una buena idea investigar un poco más sobre el tratamiento para este síndrome.

Las glándulas suprarrenales son dos pequeñas glándulas del tamaño de un guisante que se encuentran en la parte superior de los riñones y forman un papel fundamental en el sistema endocrino (el grupo de glándulas que producen las hormonas). Casi todos los aspectos de tu salud tienen una directa relación con el delicado balance de las hormonas del sistema endocrino. Para entender mejor el papel tan importante de las glándulas suprarrenales, veamos brevemente el papel del resto del sistema endocrino:
Según los partidarios de la fatiga suprarrenal, esta constituye una forma leve de la insuficiencia suprarrenal a causa del estrés crónico. Su teoría establece que las glándulas suprarrenales no pueden tolerar el estrés constante, lo cual conduce a que no puedan producir una cantidad suficiente de las hormonas necesarias para que una persona se sienta bien. También proponen que este cambio tan ínfimo en la función suprarrenal no puede detectarse mediante exámenes de sangre pero el cuerpo sí puede hacerlo.[9]
Lo mismo que antes, probar el sistema suprarrenal significativamente, pero considerar seriamente lo siguiente: la función inmune, la digestión, los parásitos, las alergias, la desintoxicación del hígado, la exposición a los pesticidas y el control de la columna vertebral. El resultado sugiere que deben hacer cambios AHORA. Es conveniente probar las perturbaciones con mayor precisión.
Se debe priorizar el equilibrio de las grasas buenas, carbohidratos complejos y proteínas de fuentes alimenticias y desde la suplementación; ya que los alimentos son convertidos en energía a un ritmo diferente proporcionan un suministro constante de energía durante más tiempo disminuyendo la tensión en las glándulas suprarrenales, aquí el equilibrio es la clave.
Es una lástima que los médicos de la Seguridad Social, no solo NO reconocen la fatiga adrenal, sino que se oponen firmemente siquiera a considerar la información. Hoy mismo mi médico de cabecera, me ha dicho (amablemente, eso sí), que “estoy juntando cosas”, que sabemos que tengo hipotiroidismo, pero que lo otro, las informaciones sobre fatiga adrenal, “no es científico”. Y que él ya ha mirado la información que se publica en Internet y “eso no existe” (vamos, que me lo invento). Y me lo habían negado también en endocrinología, hace pocos años, cuando conseguí que mi doctora de entonces por fin me derivase al especialista, y “tanteé” al hablar de que reunía los síntomas, pero me encontré con un gran rechazo. Como conclusión, un informe de que “mis tiroides están bien”, lleno de insinuaciones sobre mi “capacidad de inventiva”, y con errores en ese informe, contanto mal lo que yo expliqué, de manera que me hacían quedar como “antoñita la fantástica”. (pero sin embargo, un año después, salió a la vista el hipotirodismo en los análisis básicos)
Controla tus ciclos de sueño. Los niveles de cortisol están en constante equilibrio con la melatonina producida por el glándula pineal. Cuando te despiertas en la mañana es porque hay una oleada de cortisol desde las glándulas suprarrenales que le dicen a la glándula pineal que deje de producir melatonina. Cuando estás sano, los niveles de cortisol bajan a lo largo del curso del día lo que hace que la glándula pineal secrete melatonina al final del día para que puedas dormir y el ciclo vuelva a empezar.
Hola Guillermo, te cuento; mi síntomas son casi exactamente los enumerados aquí y en otras paginas que mencionan la fatiga adrenal, ahora el problema es que todos los exámenes que me hice salieron bien incluso el cortisol esta normal, sin embargo yo sigo teniendo los mismo sintomas y lo unico que me ayudado es la acupuntura y haber cambiado mi alimentacion, aun asi tengo claro que no es una cura ya que los sintomas persisten, solo que con menos intensidad, a ratos vuelven y a ratos se van, mi duda es respecto de los examenes que no arrojaron ninguna alteracion y todo dentro de rangos normales, ¿es posible que aun asi exista en mi la fatiga adrenal? gracias de ante mano.

Llevo siguiéndote desde hace un tiempito aunque sin apuntarme a tu lista de mail, hoy por casualidad he visto que tienes fatiga adrenal y pienso que mi experiencia extrema con esta enfermedad puede ayudarte así que me permito explicártela porque de esto se sale y visto las cosas que haces tú no has llegado a la fase en la que yo he estado y te deseo que nunca llegues, ojala que esto pueda ayudarte así como a las personas que siguen tu blog.
El estrés es un mal que nos acecha en la actualidad. Muchos son los problemas que se derivan de él, y uno en el que nos vamos a detener en esta ocasión es lo que se conoce como fatiga adrenal, un mal propio de nuestros tiempos que en muchos casos es difícil de diagnosticar al tener una serie de síntomas similares a los de una depresión o carencias nutricionales. Por este motivo nos queremos detener en este trastorno para saber cómo tratarlo.
Los 2 estudios que me realicé dieron que tenía niveles de cortisol 10 veces más altos de lo normal. Luego me realicé una ecografía de glándulas suprarrenales y el estudio dio como resultado que una era el doble de la otra. Me hicieron una resonancia magnética para ver si tenía cáncer en la glándula suprarrenal y como dio negativo los médicos afirmaron que no tenía nada.
×